El avión eléctrico despega

Las carreras en el ámbito del motor son mucho más que una mera competición; constituyen el mejor banco de pruebas tecnológico al llevar al límite los desarrollos de laboratorio. Dubái ha acogido el pasado fin de semana la presentación del considerado el primer avión eléctrico del mundo capaz de volar a 450 kilómetros por hora y responder a los niveles de exigencia que demanda una carrera aérea. Los drones eléctricos más rápidos desarrollados hasta la fecha alcanzan los 300 kilómetros por hora y dependen de rotores o sistemas de propulsión que no son suficientes para largos alcances (distancia) o cargas pesadas. El avión comercial quiere superar estas barreras con la electricidad y dejar de ser responsable, según la Organización Internacional de Aviación Civil, del 2% de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Seguir leyendo.