Así se diseña el ordenador del futuro

¿Podrá el ordenador del futuro guardarse en un bolsillo? ¿Dejará de tener teclado físico? ¿Estará pensado para ser reparado por el propio usuario? Los fabricantes de ordenadores trabajan sin descanso para dar respuesta a estas y muchas otras incógnitas. Anticiparse a lo que los usuarios van a demandar de aquí a hasta cinco años es la fórmula para que sus productos no se queden obsoletos. Mientras que algunas marcas ya experimentan con portátiles plegables, la consultora IDC prevé un aumento en las ventas de dispositivos convertibles. También hay quienes trabajan en portátiles controlados por voz o compatibles con 5G y apuestan por diferentes accesorios para ordenadores: desde gafas de realidad aumentada a ratones con todo tipo de diseños.

Seguir leyendo.