Windows 10 Mobile dirá mañana su adiós definitivo

Windows 10 Mobile tendrá mañana 10 de diciembre el «entierro» oficial, cuando Microsoft deje de ofrecer actualizaciones, parches y revisiones y califique los dispositivos con este sistema operativo móvil como «no compatibles».

Hace más de tres años que Windows 10 Mobile estaba -en la práctica- más muerto que vivo aunque Microsoft se comprometió a soportarlo pensando especialmente en los clientes empresariales donde todavía se utilizaban dispositivos con el sistema.

El soporte, incluyendo actualizaciones de seguridad, termina precisamente mañana 10 de diciembre cuando oficialmente Microsoft deje de soportarlos. Los teléfonos continuarán funcionando, por supuesto, aunque el soporte software dependerá de la misma Microsoft (principal sustentadora del sistema) y lo que llegue de terceros desarrolladores y OEM. Poco o nada.

En este sentido, Microsoft ha anunciado que las apps de Office Mobile (Word, Excel, PowerPoint y OneNote) dejarán de recibir actualizaciones de seguridad el 12 de enero de 2021. Sin soporte para el mismo sistema no tiene ningún sentido utilizar estos terminales aunque aún existan aplicaciones soportadas. De hecho, Microsoft aconseja a los clientes cambiar de terminal y de sistema operativo, Android para más señas.

Windows 10 Mobile: muerte anunciada

Windows 10 Mobile llegó tras el final de Windows Phone 8.1 y fue el gran intento de Microsoft para posicionar una tercera plataforma móvil como alternativa al Android de Google y al iOS de Apple y un desarrollo sobre el que basó gran parte de la estrategia iniciada con Windows 10. También para escritorios informáticos por los cambios que la compañía intentó a la hora de posicionar Modern UI, cambiar la manera de distribuir las aplicaciones (universales para Windows – UWP) y con un sistema común que funcionara igual en todo tipo de dispositivos.

Windows 10 Mobile

La estrategia falló. Y es que ya era muy tarde. La compra de Nokia fue un auténtico fiasco, llegó en plena decadencia del gigante finlandés y provocó la salida del resto de socios que entendieron a Microsoft como un competidor. Más allá de algunos cambios a nivel de interfaz que no gustaron lo cierto es que el gigante de Redmond tampoco supo jugar sus cartas. Windows 10 Mobile prometió ser una actualización para todos los smartphones compatibles con Windows Phone 8.1, incluso hubo versiones en el Canal Insider para modelos como el Lumia 525, pero al final todo acabó en una promesa incumplida.

El apartado del software tampoco recibió las mejoras prometidas, con funciones estrella como Continuum, que permitía utilizar el smartphone como un PC de escritorio, y que solo estuvo disponible en los terminales de gama alta. Microsoft no cuidó como el momento requería la tienda de aplicaciones y quedó muy lejos de competir con la App Store y Google Play. Tampoco logró convencer a los desarrolladores y sin aplicaciones y solo con terminales Nokia sin apoyo de socios OEM. la plataforma fue perdiendo la poca cuota de mercado que todavía mantenía.

Android es el sistema de Microsoft

A rey muerto, rey puesto. El CEO Satya Nadella reconoció errores, asumió el desastre de Nokia, dio por cancelada la aventura en móviles y prometió volver cuando tuvieran algo «único e innovador» que presentar y que se diferenciara de la competencia. Ello se produjo el pasado mes de octubre con el anuncio del Surface Duo.

Windows 10 Mobile

El dispositivo no es tan innovador en hardware porque llegará el año próximo cuando decenas de plegables inunden el mercado y tampoco en software porque Microsoft ha apostado por el sistema de Google tuneado para la ocasión y no por utilizar alguna de sus variantes como el nuevo Windows 10X que ha creado para el Surface Neo.

Surface Duo será capaz de ejecutar cualquier app Android. Desde Microsoft no se cortaron en el anuncio del uso del sistema de su rival: «Nos hemos asociado con Google para ofrecer los mejor de Android dentro del Surface Duo», dijo Panos Panay en su presentación. Aunque algunos añoren Windows 10 Mobile, Microsoft está mirando hacia dónde se mueve la industria móvil en lugar de intentar recuperar su propio sistema.

¿El mercado esperaba otra cosa? Un grupo de usuarios firmó una petición en Change.org para que Microsoft desarrollase un Surface Duo con Windows 10X y cumpliera «lo que prometió durante años»: un nuevo smartphone Windows. Surface Duo es novedoso y tiene un aspecto estupendo, pero no es el primero con diseño plegable y cuando llegue en las navidades de 2020 puedes tener seguro que una gran cantidad de modelos similares de otros fabricantes habrán inundado el mercado.

Si en hardware es discutible la «innovación», en software definitivamente es nula y -aunque Microsoft lo posicione como otra cosa- no deja de ser un «móvil con Android» de los que hay miles. Android tiene una cuota de mercado global cercano al 85% y salvo lo que llega del iOS de Apple, poca o ninguna alternativa más ofrece la industria actual. Si en el escritorio necesitamos alternativas reales a Windows, en movilidad necesitamos alternativas al duopolio de Google y Apple.

Pero no llegará de este Windows 10 Mobile que dirá mañana su adiós definitivo cerrando una era de lo que pudo ser y no fue.

La entrada Windows 10 Mobile dirá mañana su adiós definitivo se publicó primero en MuyComputer.