El mundo no quiere cables: se disparan un 95% las ventas de wearables

Si eres de los que se resisten a cortar el cable que une tus auriculares con el smartphone puedes considerarte un revolucionario. Como cabía esperar, la decisión de muchos fabricantes de eliminar el puerto jack junto a la moderación de precios de los auriculares Bluetooth está provocando un terremoto en el mercado del audio portátil.

Según la consultora IDC, el tercer trimestre de 2019 va a cerrar con 84,5 millones de wearables vendidos, lo que supone casi el doble que en el mismo periodo que el año anterior y un nuevo récord para la industria. El éxito de los auriculares inalámbricos es la clave de este espectacular crecimiento que se sintetizan en tres claves en el informe:

  • La eliminación del puerto jack por parte de muchos fabricantes.
  • Las nuevas características y mejoras en la conectividad Bluetooth que hacen más sencillo el uso de estos dispositivos.
  • La amplia variedad de oferta junto a unos precios que llegan a bajar de los 20 dólares.

«La popularización de los asistentes de voz en el hogar y en el teléfono ha provocado un aumento de demanda de dispositivos portátiles con esta capacidad, lo que hace que el sector wereable esté en camino de convertirse en una categoría de consumo masivo en lugar de una centrada en el nicho de la salud y la forma física» asegura Jitesh Ubrani, responsable de investigación de la unidad de wereables en IDC.

A pesar del éxito de los dispositivos «baratos», Apple domina el mercado weareables con su gama Airpods y el Apple Watch, que suponen un 35% del mercado total. La sigue Xiaomi, con 12,4 millones de pulseras Mi Band vendidas, Samsung (8,3 millones de relojes y auriculares como los Galaxy Buds) y Huawei y Fitbit, con 7,1 y 3,5 millones de dispositivos vendidos respectivamente.

¿Se mantendrá esta tendencia en el futuro? Todo apunta a que sí. Con auriculares inalámbricos de cierta calidad que rondan los 20 euros cada vez menos usuarios se resisten a la comodidad de olvidarse de los cables y la dramática ausencia de puerto jack cada vez importa menos a la mayoría. En este punto, conviene recordar que la «revolución inalámbrica» a la que nos han llevado no está exenta de inconvenientes como dispositivos dependientes de una batería que terminará por morir y una calidad de audio que, salvo excepciones, siempre es peor que con el clásico cable. Y vosotros, ¿habéis dado el salto a lo inalámbrico?

Más información | IDC

La entrada El mundo no quiere cables: se disparan un 95% las ventas de wearables se publicó primero en MuyComputer.