Los consumidores empiezan a evitar la compra de smartphones de más de 1.000 dólares

Un estudio publicado por NPD Group en Estados Unidos muestra que menos del 10% de los consumidores están gastando más de 1.000 dólares en un smartphone nuevo, lo que plantea dudas sobre el futuro iPhone 12, si bien el iPhone 11 Pro se está vendiendo bien a pesar de partir de un precio base de 999 dólares en Estados Unidos.

El estudio muestra que los consumidores de Nueva York y Los Ángeles son los que tienen más predisposición a gastar más de 1.000 dólares en un smartphone, mientras que en el resto de Estados Unidos se está detectando que la gente está empezando a preferir dispositivos más asequibles. Los consumidores se aferran a sus teléfonos inteligentes por períodos más largos, lo que ha presentado un desafío para el mercado”, comenta Brad Akyuz, director ejecutivo y analista de industria de NPD Connected Intelligence. “Los fabricantes y las operadoras esperan que el 5G ayude a revitalizar el ciclo de actualización, pero los precios podrían presentar otro obstáculo.”

El hecho de que los iPhones de Apple sean los smartphones tope gama de referencia ayuda a analizar la situación del mercado dentro de esa gama. En el estudio se muestra que hay una gran diferencia entre la intención de compra y lo que luego se termina comprando realmente. Si tiempo atrás los iPhones de nueva generación conseguían niveles récord de intención de compra, ahora los datos muestran que solo unos pocos tienen el dinero suficiente para pagarlos, a pesar de que la cantidad de personas que los quieren comprar sea superior.

Phone 11 Pro Max

Si en años pasados vimos cómo los precios de los smartphones tope gama no paraban de subir, el descenso en las ventas ha terminado haciendo que tanto Apple como Samsung busquen estrategias para ajustarlos. La corporación de Cupertino ha decidido lanzar el iPhone 11 al mercado a un precio ajustado, y aunque esto parece haberle ayudado a nivel de ventas, en el horizonte han asomado problemas de rentabilidad. Por su parte, la compañía surcoreana está preparando versiones Lite de sus dos líneas Galaxy (S y Note) para cubrir mejor este nuevo ciclo comercial.

Debido a que los consumidores parecen ahora menos dispuestos a gastar más de 1.000 dólares en sus nuevos smarpthones, Brad Akyuz ha comentado que esto brinda una oportunidad tanto a operadores como fabricantes para que se concentren en diversificar sus catálogos introduciendo modelos 5G de gama media más asequibles para disfrutar de tasas de adopción más rápidas.”

El hecho de que los usuarios cada vez prolonguen más la vida de sus smartphones y la menor predisposición a gastar más de 1.000 dólares/euros en un nuevo dispositivo ha terminando mermando no solo la gama alta, sino el mercado en general con las primeras caídas en las ventas totales. Veremos si la adopción y expansión del 5G no se termina ralentizando por el aumento de los precios.

La entrada Los consumidores empiezan a evitar la compra de smartphones de más de 1.000 dólares se publicó primero en MuyComputer.