El Telar de Jacquard, máquina precursora de los ordenadores modernos, es subastado por 43.750 dólares

Hace poco se ha subasatado por 43.750 dólares y a través de Sotheby’s el Telar de Jacquard, que es considerado como una de las máquinas precursoras de los ordenadores modernos que usamos actualmente. Fue inventado en 1804 por el tejedor y comerciante francés Joseph Marie Jacquard, quien le puso su apellido como nombre.

El Telar de Jacquard es una máquina que se conecta a un telar y usa tarjetas perforadas impresas para programar (por decir de alguna manera) patrones que luego eran tejidos en la tela. Esto permitió que hasta los usuarios más inexpertos pudieran elaborar complejos diseños, y su extrema precisión permitió usarlo en 1886 para crear un libro de oraciones tejido con seda.

Debido a que dependía de tarjetas perforadas reemplazables para controlar el resultado de lo que se estaba tejiendo, el Telar de Jacquard es considerado como uno de los precursores de la programación en computadoras modernas, siendo además el punto de partida para otras creaciones surgidas en el Siglo XIX, como la Máquina Analítica de Charles Babbage.

Sin embargo, desde Sotheby’s creen que el nombre de “Telar de Jacquard” es erróneo, ya que no es un telar en sí, sino, según la explicación de la especialista senior Cassandra Hatton, “un mecanismo que se engancha en un telar”, por lo que “técnicamente el término ‘Telar de Jacquard’ es un nombre inapropiado”, por lo que para ella es mejor el nombre de “Máquina de Jacquard”.

Telar de Jacquard

La descripción del artículo en la subasta aporta algunos detalles adicionales sobre la máquina que nos ocupa en esta entrada, que fue “concebida para desarrollar un dispositivo de selección de tono semiautomático que se integraría en el telar, lo que da como resultado una producción más rápida y patrones más intrincados. El sistema de tarjetas perforadas de Jacquard funcionaba de la misma manera que una máquina de fax: cada golpe en la tarjeta dirigía un hilo negro o blanco al cabezal del telar, señalando el hilo deseado en el lugar indicado.”

Debido a su modo de funcionar, el Telar de Jacquard es considerado como uno de los precursores de los ordenadores modernos y de la programación, y es que si bien la computación puede sonar a algo surgido en el Siglo XX, la realidad es que en el Siglo XIX se dieron importantes pasos que evolucionaron hasta la tecnología que en la actualidad nos resulta cotidiana. Además de máquinas como la analítica de Babbage y el Telar de Jacquard, Ada Lovelace se convirtió en el Siglo XIX en la primera persona en crear un algoritmo diseñado para ser procesado por una máquina, mérito por el que es considerada como la primera programadora de la historia.

La entrada El Telar de Jacquard, máquina precursora de los ordenadores modernos, es subastado por 43.750 dólares se publicó primero en MuyComputer.