AMD quiere romper la hegemonía del Core i9 9880H con el Ryzen 9 4900H

El salto a la arquitectura Zen 2 le ha sentado de maravilla a AMD. Gracias a ella la compañía de Sunnyvale ha podido dar forma a una generación de procesadores muy competitivos que pronto ampliará con sus nuevas APUs Ryzen 4000, una línea de soluciones CPU + GPU que estará «capitaneada» por el Ryzen 9 4900H.

Gracias a una filtración que nos llega desde la siempre fiable Tom´s Hardware hemos podido descubrir que la APU Ryzen 9 4900H será el próximo chip tope de gama de AMD para el sector portátil, y que estará equipada con un procesador Zen 2 de 8 núcleos y 16 hilos. No tenemos detalles sobre su frecuencia de trabajo, pero es probable que ronde los 3,4 GHz en modo base y que ronde los 4,2 GHz en modo turbo, unos valores bastante equilibrados que deberían permitir un TPD contenido.

Por otro lado la GPU este chip contará con una solución Radeon Vega, probablemente la variante que se filtró recientemente y que estaba equipada con 13 unidades de computación. Si esto se confirma tendríamos un total de 832 shaders, suficiente para conseguir una experiencia aceptable en juegos actuales con resoluciones 1080p y calidades bajas en la mayoría de los casos.

La Ryzen 9 4900H será el chip estrella de AMD, pero no estará solo. Esta filtración recoge otros dos nombres de APUs que posicionarán en gamas distintas: Ryzen 7 4800HS y Ryzen 5 4600HS. La primera podría ser una variante con ocho núcleos y ocho hilos, es decir, sin soporte de la tecnología SMT, mientras que la segunda debería contar con seis núcleos y doce hilos.

Por si alguien no tiene claro qué significan las letras al final de la numeración de cada APU os recuerdo que la «H» se utiliza para diferenciar soluciones de alto rendimiento y se contrapone a la letra «U», que identifica a los modelos de bajo consumo. Por su parte la letra «S» se refiere a soluciones más eficientes, es decir, a aquellas que aún ofreciendo un alto rendimiento dan un poco de prioridad a la eficiencia.

Las APUs tuvieron una acogida bastante modesta cuando debutaron en 2011, pero poco a poco demostraron su potencial y al final se han convertido en una solución muy interesante y llena de posibilidades. No exageramos, recordad, por ejemplo, que las consolas actuales, incluida la potente Xbox One X, montan soluciones de este tipo, y salvo sorpresa esperamos que ocurra lo mismo con PS5 y Xbox Series X.

En general las APUs utilizadas en consolas se han diferenciado de las que hemos visto en PC por priorizar la potencia de la GPU. Esto ha permitido integrar, por ejemplo, una GPU con una potencia similar a la Radeon RX 480 en Xbox One X. Sé que es probable que alguno de nuestros lectores se pregunte por qué no llegan este tipo de soluciones a compatibles, y la respuesta es sencilla, porque AMD tiene intereses en el sector de las tarjetas gráficas dedicadas y sería como tirar piedras contra su propio tejado.

La entrada AMD quiere romper la hegemonía del Core i9 9880H con el Ryzen 9 4900H se publicó primero en MuyComputer.