Zhaoxin puede llenar el vacío que dejó Cyrix en el mercado de CPUs x86

VIA y Zhaoxin llevan un tiempo colaborando de forma intensiva para desarrollar CPUs x86 que sean cada vez más competitivas, una estrategia que podría convertir a la segunda en la nueva Cyrix.

Estoy seguro de que nuestros lectores más veteranos no tendrán problema para recordar a Cyrix, una compañía que fue la tercera en discordia en el mercado de procesadores x86, también conocidos en su momento como «Intel compatibles», y tuvo una presencia relativamente grande en la década de los noventa.

Sus procesadores ofrecían un rendimiento bastante bueno en operaciones con enteros, pero no ocurría lo mismo con su unidad de coma flotante, lo que hizo que sus CPUs x86 quedaran por debajo de los procesadores Intel en aplicaciones que dependían en gran medida de las unidades de coma flotante.

Cyrix supo compensar esa realidad con unos precios muy competitivos, una estrategia similar a la que siguió AMD en aquel momento, aunque por razones de compatibilidad y de estabilidad la segunda se mantuvo como la mejor opción para usuarios con presupuestos ajustados que quisieran disfrutar de una experiencia «óptima».

La compañía aguantó el tirón durante varios años, de hecho llegó incluso a desarrollar procesadores x86 con tecnología MMX, pero al final Cyrix no fue capaz de competir al nivel de Intel y de AMD en el mercado de las CPUs x86 y desapareció. La competencia que ofrecía dicha compañía era beneficiosa para el usuario, sobre todo en las gamas más bajas, y durante la primera etapa tras su desaparición el vacío que dejó fue evidente.

Gracias a la colaboración que Zhaoxin y VIA han mantenido durante los últimos años la primera ha sido capaz de desarrollar procesadores x86 bastante competitivos, y con la generación de CPUs KX-7000 podrían dar un auténtico «puñetazo» sobre la mesa. Estos chips vendrán fabricados en proceso de 7 nm (TSMC se ocupará de cocinarlos), utilizarán una nueva arquitectura, tendrán soporte de memoria DDR5 y también del estándar PCIE Gen 4.

Zhaoxin ha sido parca en detalles a la hora de hablar de sus CPUs KX-7000, pero tenemos algunos detalles interesantes que podemos compartir con vosotros. Esta nueva generación vendrá con una GPU integrada que será compatible con DirectX 12, alcanzará frecuencias aproximadas de entre 3,5 GHz y 4 GHz y reducirá la distancia en términos de IPC que tiene actualmente la compañía china frente a Intel y AMD.

Es poco probable que vaya a igualar o a superar a los procesadores actuales más potentes de ambas compañías, pero podrían acabar por convertirse en una alternativa económica a las soluciones de Intel y de AMD. ¿Logrará Zhaoxin convertirse en la nueva Cyrix? Desde luego es algo que tiene a tiro de piedra, sobre todo si cumple los plazos previstos y lanza los KX-7000 entre finales de 2020 y principios de 2021.

La entrada Zhaoxin puede llenar el vacío que dejó Cyrix en el mercado de CPUs x86 se publicó primero en MuyComputer.