La NASA descubre el primer exoplaneta con un tamaño similar a la Tierra situado en zona habitable

Encontrar un exoplaneta con un tamaño similar a la Tierra es muy complicado, pero que este se encuentre, además, en la zona habitable de su estrella es toda una rareza. Esta sencilla explicación nos da el contexto que necesitamos para entender la importancia del descubrimiento que ha realizado la NASA gracias al satélite TESS, siglas de «Transiting Exoplanet Survey Satellite», que se traduce como «Satélite de Sondeo de Exoplanetas en Tránsito».

Dicho satélite ha identificado a TOI 700 d, un cuerpo situado a cien millones de años luz que ha tenido el honor de entrar en el selecto club de exoplanetas que tienen un tamaño muy similar a la Tierra y que se encuentran en la zona habitable de la estrella sobre la que orbitan. Como sabrán muchos de nuestros lectores la mayoría de los exoplanetas (planetas que están fuera de nuestro sistema solar) que hemos identificado son gigantes de gas masivos que superan sin problemas a Júpiter y resultan, por tanto, inhabitables.

Es importante tener presente que el hecho de que un exoplaneta se encuentre en la zona habitable de su estrella y que tenga un tamaño similar a la Tierra no equivale a decir que albergue vida, sino que simplemente reúne una serie de condiciones que harían posible su existencia. Así, un planeta como TOI 700 d podría albergar agua líquida, como los exoplanetas de Trappist-1, aunque no hay nada confirmado.

Los expertos creen que este exoplaneta es un 20% más grande que la Tierra y que, como aquella, es de tipo rocoso. Esto es fundamental, ya que la vida compleja, bajo la concepción clásica basada en carbono que todos conocemos, es imposible en planetas de otro tipo. La estrella sobre la que orbita es una enana blanca que tiene un 40% de la masa y del tamaño del Sol y la mitad de su temperatura superficial. De ella recibe un 86% de la energía que el Sol lanza sobre la Tierra, una cifra que, como vemos, completa un parecido muy marcado con las condiciones de nuestro planeta.

TESS realizó una observación de esta enana blanca y de sus planetas que ha permitido a los expertos definir todo lo que hemos explicado sobre TOI 700 d, y también sobre otros que orbitan alrededor de dicha estrella, como TOI 700 c. El primero es el único que se encuentra situado en la zona habitable y tarda solo 37 días en completar una vuelta completa sobre aquella. Los investigadores no están seguros, pero creen que TOI 700 c es 2,6 veces más grande que la Tierra y que podría ser un exoplaneta gaseoso.

El siguiente paso que quieren llevar a cabo los expertos es descubrir si TOI 700 d tiene atmósfera, y en caso afirmativo desgranar su composición para descubrir si, efectivamente, reúne las condiciones necesarias para ser considerado como «una segunda Tierra».

La entrada La NASA descubre el primer exoplaneta con un tamaño similar a la Tierra situado en zona habitable se publicó primero en MuyComputer.