AMD no piensa bajar el ritmo, Zen 3 llegará este año y pondrá las cosas difíciles a Intel

Lisa Su, CEO de AMD, participó en una ronda de preguntas y respuestas celebrada a puerta cerrada en el CES de este año, y no dudó en ofrecer una buena dosis de información sobre las novedades más importantes que prepara la compañía: Radeon Navi de segunda generación, el soporte de trazado de rayos y, por supuesto, Zen 3.

Se había discutido mucho sobre la posibilidad de que AMD decidiera retrasar el lanzamiento de Zen 3 a 2021, pero Lisa Su lo ha desmentido por completo. La CEO de AMD es consciente de que la compañía ha conseguido presionar a Intel con el lanzamiento de Zen 2, sabe que el gigante de Santa Clara está trabajando contracorriente para lanzar sus procesadores Ice Lake S (10 nm+) a finales de año, y no está dispuesta a ceder ni un ápice del terreno que ha ganado.

AMD se ha embarcado en una estrategia agresiva que recuerda a los mejores momentos de Intel desde el debut de la arquitectura Core, y con Zen 3 está dispuesta a volver a subir el listón. Aunque la ejecutiva no ha concretado la fecha en la que veremos el debut de esa nueva generación lo más probable es que tengamos que esperar hasta la segunda mitad de 2020. Personalmente apuesto por el tercer trimestre de dicho año.

Zen 3 dará forma a los AMD Ryzen 4000

AMD Zen 3

Esta nueva arquitectura será la base de los procesadores de próxima generación de AMD, los Ryzen 4000. También será utilizada en los chips Threadripper de cuarta generación y en los nuevos procesadores EPYC para servidores. No podemos descartar, además, que la firma de Sunnyvale decida lanzar CPUs Athlon de bajo coste basadas también en Zen 3.

Bien, ¿y qué podemos esperar de Zen 3? Forest Norrod, de AMD, fue muy claro, están preparando una revisión profunda que se traducirá en la utilización de una nueva arquitectura. Esto nos deja un amplio margen de interpretación, ya que puede que nos encontremos con un cambio verdaderamente radical o con una evolución similar a la que vimos con el salto de Zen+ a Zen 2.

Todavía no está claro y no tenemos nada definitivo, pero lo importante es que AMD no piensa limitarse a aprovechar las ventajas que supondrá el salto al proceso de 7 nm+, sino que quiere ir más allá. Los procesadores Ryzen 4000, basados en Zen 3, mantendrán el máximo de 16 núcleos y 32 hilos, trabajarán a mayores frecuencias (se habla de un aumento de entre 200 y 300 MHz frente a los Ryzen 3000) y aumentarán el IPC entre un 10% y un 20%.

Si todo esto se confirma acabarán superando a Intel en todos los niveles: rendimiento bruto monohilo, rendimiento bruto multihilo, eficiencia energética y relación precio-prestaciones. La compañía de Santa Clara mantiene una posición muy cómoda y sigue liderando sin problemas el sector CPU x86, pero AMD le está comiendo terreno y los OEMs ya han empezado a mirar a dicha compañía con buenos ojos, así que no puede dormirse en los laureles.

La entrada AMD no piensa bajar el ritmo, Zen 3 llegará este año y pondrá las cosas difíciles a Intel se publicó primero en MuyComputer.