Xbox Series X no tendrá un modo Windows 10, ni dará acceso a Epic Games Store ni a Steam

Un disparatado rumor asegura que Xbox Series X permitirá al usuario activar un modo Windows 10 tipo PC, y que  bajo ese modo será posible acceder a juegos en la Epic Games Store y en Steam. No, no es cierto, pero es que además es una idea totalmente ridícula, y vamos a ver por qué.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que Xbox Series X va a utilizar una versión personalizada, recortada y optimizada de Windows 10. Esto no es capricho de Microsoft, tiene un porqué que se resume en dos grandes claves. Por un lado al partir del núcleo OneCore OS y añadir únicamente las capas necesarias para cubrir las necesidades específicas del usuario de dicha consola se reduce significativamente el consumo de recursos del sistema, y por otro lado se limita la experiencia de uso a un círculo concreto.

Microsoft no quiere que Xbox Series X sea como un PC, quiere mantener dicha consola como vía de acceso a sus juegos y a sus servicios, y abrir las puertas a Steam y a la Epic Games Store sería como lanzar piedras contra su propio tejado. No solo afectaría a los estudios que desarrollan juegos exclusivos para dicha consola, sino que también perjudicaría a servicios tan importantes como Xbox Live y Game Pass.

Esta locura de rumor nos deja, sin embargo, una pregunta interesante que creo que merece respuesta: ¿necesitamos una consola que pueda convertirse en PC? Personalmente creo que no. Un híbrido que intente ofrecer lo mejor de los dos mundos no solo se perfila como un proyecto muy complicado, sino que además podría acabar diluyendo todas las ventajas que ofrece cada plataforma de forma individualizada, pero tampoco interesa a los fabricantes.

Piensa por un momento en lo que podrías hacer con una Xbox Series X «convertida» en PC. ¿Quieres utilizar Stadia o PS Now? No hay problema, tendrías total libertad para ello. También podrás descargar juegos y aplicaciones de fuentes dudosas, con el peligro que ello supone, y al final acabarías teniendo que afrontar los problemas clásicos que suele tener el usuario medio de Windows 10.

Antes de terminar aprovecho para recordaros que el lanzamiento de Xbox Series X se espera para finales de este año, y que según las últimas informaciones vendrá con una CPU Zen 2 de 8 núcleos y 16 hilos a 3,5 GHz, GPU Radeon RDNA 2 con 3.584 shaders, hardware dedicado a trazado de rayos, 16 GB de GDDR6 de memoria unificada y SSD de alto rendimiento.

La entrada Xbox Series X no tendrá un modo Windows 10, ni dará acceso a Epic Games Store ni a Steam se publicó primero en MuyComputer.