Microsoft instalará (a la fuerza) Bing en Chrome para usuarios de Office 365

Microsoft instalará Bing en Chrome para usuarios de Office 365 a partir de febrero de 2020, reemplazando (por la fuerza) el motor de búsqueda predeterminado del navegador de Google. 

El cambio llegará en febrero de 2020 a través de una extensión del navegador web y afectará a la versión ProPlus de la suite en nube Office 365, tanto en nuevas instalaciones como en las existentes porque el cambio se producirá automáticamente. Si el motor de búsqueda predeterminado fuera ya Bing, la extensión no se instalará.

Esta nueva política se ejecutará en áreas geográficas específicas, según lo determine la dirección IP de un usuario y afectará a Australia, Canadá, Francia, Alemania, India, Reino Unido y Estados Unidos. Microsoft dice que puede agregar nuevas ubicaciones con el tiempo, pero notificará a los administradores a través del centro de administración de Microsoft 365. O extender este Bing en Chrome a otras versiones de la suite, algo tampoco descartable. 

Aunque habrá mecanismos para volver a Google Search, no deja de ser un cambio arbitrario que se produce sin el consentimiento del usuario que, recordemos, paga religiosamente por la suite de productividad. Como era de esperar, las críticas han llegado y con dureza en sitios como Reddit.

El cambio obligatorio de Bing en Chrome se considera invasivo e innecesario, y la mayoría de los comentarios que hacen los administradores se dividen en categorías distintas: blasfemias no reproducibles dirigidas a la dirección general de Microsoft; especulaciones sobre cuánto costarán las multas de la Unión Europea a Microsoft cuando sea demandado, e instrucciones sobre varias formas de evitar que la instalación no deseada interrumpa el funcionamiento de sus organizaciones.

Bing en Chrome

El razonamiento de Microsoft para el cambio es habilitar automáticamente Microsoft Search dentro del navegador del usuario. Esto agrega los resultados a los propios de una búsqueda estándar de Internet cuando un usuario escribe una cadena en la barra de direcciones del navegador, lo que significa que los resultados de la búsqueda se completarán con otros resultados de documentos internos, correos electrónicos, conversaciones de equipos y más.

Sin embargo, los resultados de Microsoft Search en realidad no se completarán a menos que el usuario haya iniciado sesión específicamente en Bing con su cuenta de Office 365. Por lo tanto, es cuestionable cuán «automático» será realmente esto para los usuarios que están usando Chrome u otro motor de búsqueda.

Además del potencial para enfurecer a los administradores y usuarios por igual, también hay otro motivo cuestionable, como es condicionar a los usuarios a buscar datos internos, probablemente confidenciales, en la barra de búsqueda de uso general de su navegador web. Otros medios como ars technica cuestionan el lenguaje de Microsoft sobre el cambio. Una sección del anuncio se abre con la declaración «Si decide implementar Microsoft Search en Bing en su organización, le recomendamos que al menos envíe un correo electrónico a sus usuarios para explicar …». El argumento sería razonable si fuera un cambio opcional, no cuando es algo obligatorio que requiere una preparación específica por parte de una organización para evitar que ocurra en primer lugar.

La realidad del asunto es que Microsoft ya no sabe qué hacer para aumentar la adopción de Bing frente al omnipresente Google Search. Ninguno de los intentos han funcionado incluyendo una alianza con Yahoo! que terminó en fiasco. Ahora, la compañía recurre a servicios bien posicionados para incluir otros que lo están menos.

Una táctica bien conocida que Microsoft lleva empleando desde que monopoliza los escritorios informáticos con Windows. Por ejemplo Internet Explorer en el pasado para dominar el segmento de navegadores o DirectX 12 ahora para controlar los juegos en PC. El último ejemplo lo vimos el mes pasado. Microsoft amplió la capacidad de búsqueda de Windows 10, pero obligando a usar Bing y Edge. La nueva barra de búsqueda no está pensada para mejorar la experiencia del usuario, sino para aumentar estadísticas del navegador y el motor de búsqueda Bing, que ahora ocupa un lugar fundamental en esta característica.

La estrategia no siempre termina funcionando y ha conllevado en el pasado duras críticas, investigaciones y multas. Y lo peor es que revela incapacidad para lograr objetivos por métodos menos cuestionables, como sería mejorar Bing para que los clientes lo seleccionen por sus propios méritos. Y no por la posición de otros servicios de Microsoft.

La entrada Microsoft instalará (a la fuerza) Bing en Chrome para usuarios de Office 365 es original de MuyComputer