Desarrollan una pantalla flexible que se imprime como el papel

Un grupo de investigadores de la Universidad Australiana RMIT ha desarrollado un material ultra delgado y maleable, que planteado para utilizarse en la creación de un nuevo tipo de pantalla flexible, podría llegar a imprimirse y plegarse como si se tratase de un papel.

Creada a partir de una película de óxido de indio y estaño (ITO) ya presente en las pantallas táctiles de la mayor parte de nuestros dispositivos, este equipo logró reducir este material desde un plano 3D hasta el considerado 2D mediante una técnica de impresión de metal líquido a baja temperatura, reduciéndolo en hasta 100 veces su grosor y alcanzando unidades nanométricas.

De esta manera, las láminas conductoras resultantes no sólo resultan fácilmente compatibles con los dispositivos electrónicos actuales, sino que suman una increíble flexibilidad y una mayor resistencia (teniendo en cuenta la fragilidad de su grosor) que el actual estándar de pantalla flexible.

Pero sin duda una de las mayores ventajas es que «se podría llegar a desarrollar bajo un modelo mucho más barato y eficiente que la actual forma lenta y costosa con la que fabricamos pantallas táctiles«, aseguraba Torben Daeneke, investigador principal del proyecto.

Todavía en fase de desarrollo, el equipo de investigación está ahora centrado en probar la utilidad de este nuevo material para crear una pantalla táctil totalmente funcional a modo de prueba de concepto, y ya han solicitado una primera patente para la tecnología.

Un concepto que ya hemos visto interesa a varios fabricantes, que a falta de esta tecnología, ya fantaseaban con las patentes de algunos dispositivos con una pantalla flexible traslúcida.

Y es que con un margen de madurez y mejora por delante, los últimos teléfonos plegables nos han demostrado la preocupante fragilidad de las pantallas actuales, y el todavía mayor coste de reparación de las mismas.

La entrada Desarrollan una pantalla flexible que se imprime como el papel es original de MuyComputer