Apagar Internet para frenar las protestas: un fenómeno cada vez más frecuente

Las últimas protestas callejeras en Hong Kong, Bolivia o Cataluña tienen en común que han pasado de las pantallas de los móviles a las calles en pocos minutos. Y como la forma de convocarlas ha cambiado, también lo han hecho las contramaniobras para frenarlas. Eso incluye, en ocasiones, la censura gubernamental a través de un apagón de Internet, es decir, un bloqueo de la red. En 2018 (último año del que se tienen datos) hubo 196 apagones en 25 países, muchos más que los dos años anteriores con 75 bloqueos en 2016 y 106 cortes en 2017. El Gobierno indio encabeza la lista de países con más apagones, según el informe de Access Now, una organización que defiende los derechos en Internet.

Seguir leyendo.