Huawei da la espalda a Google: no volverán a depender de ellos aunque se levante el veto

El veto de Estados Unidos a Huawei ha dejado a la compañía china en una situación complicada, ya que no se le permite hacer negocios con compañías estadounidenses sin autorización previa, y esto le ha impedido seguir utilizando los servicios y aplicaciones de Google, una pieza clave en el Android que todos conocemos.

Las primeras consecuencias importantes de ese veto ya se han dejado notar. Huawei ha podido reducir en parte su impacto gracias a que no tiene dependencia real de Qualcomm, puesto que su división HiSilicon diseña sus SoCs Kirin, y estos son fabricados por TSMC en Taiwán, y ha sabido reaccionar con acierto al tema de las aplicaciones y servicios de Google al utilizar una versión de Android personalizada, que integra alternativas a dichas aplicaciones y una tienda de aplicaciones propia, la AppGallery.

Sí, ya sé que no es lo mismo que la Google Play Store, pero seamos sinceros, contiene casi todas las aplicaciones básicas que realmente necesitamos, así que puede cubrir las necesidades esenciales de la mayoría de los usuarios. Los primeros terminales que lanzó Huawei con un Android «sin Google» fueron los Mate 30 y Mate 30 Pro, una «familia» que pronto se ampliará con los Huawei P40 y P40 Pro.

Huawei sigue invirtiendo para no depender de Google

Durante los primeros meses posteriores al veto vimos a una Huawei dispuesta a volver a utilizar los servicios y aplicaciones de Google, una realidad que, poco a poco, se ha ido disipando. La compañía china está trabajando a ritmo acelerado e invirtiendo grandes sumas de dinero para mejorar su conjunto de aplicaciones y servicios móviles, un ecosistema que está construyendo con sumo cuidado para hacer frente al gigante de Mountain View.

Es curioso, ya dije en su momento que lo mejor que podía hacer Huawei era aprovechar el momento para alejarse de Google y crear su propia plataforma de software alrededor de Android, un objetivo que, al final, han hecho suyo con Huawei Mobile Services. Hasta el momento la compañía china ha invertido alrededor de 4.000 millones de dólares para mejorar su ecosistema de software y su tienda de aplicaciones, una cifra enorme que explica por sí sola por qué no piensan volver a depender de Google.

Un ejecutivo de Huawei ha sido claro y tajante en una entrevista con el medio «DerStandard«, aunque el veto se levantase a corto plazo no volverán a utilizar los servicios y aplicaciones de Google, van a seguir potenciando la plataforma Huawei Mobile Services, una estrategia que los colocaría como rival directo del gigante de Mountain View, y que pretenden llevar hasta sus últimas consecuencias.

No sabemos qué ocurrirá con Harmony OS, el sistema operativo que Huawei estaba desarrollando y que planteaba como un rival de Android, pero puede que acabe llegando también a medio o a largo plazo.

La entrada Huawei da la espalda a Google: no volverán a depender de ellos aunque se levante el veto es original de MuyComputer