Nueva sentencia contra la piratería en las plataformas de anuncios

Desde hace ya un tiempo, hemos podido ver cómo la ley y las empresas del sector de los videojuegos aumentaban su carga contra las prácticas ilegales de la piratería.

Ahora la justicia española ha dado un nuevo paso en contra de la piratería con la nueva condena de dos usuarios del portal de venta Milanuncios, sentenciados por haber promocionado y vendido materiales utilizados para la modificación de consolas, y la venta de copias no autorizadas de videojuegos.

La condena estipulada asciende hasta un año de prisión más una inhabilitación especial de tres años en los que los acusados no podrán volver a participar en sus negocios de venta, y una multa diaria para los próximos seis meses (con un valor todavía por estipular).

Así pues, también se ha procedido al cierre inmediato de la web «Pirateoconsolas.wix» a través de la cual los acusados operaban, y a través de la cual se estima habrían podido acumular un mínimo de 7.000 euros mediante la comercialización de materiales ilegales.

Anteriormente ya hemos visto algunos estudios que mantienen que el impacto total de la piratería en nuestro país repercuten en unas pérdidas personales de más de 1.600 puestos de trabajo directos, más de 56 millones de euros en impuestos, y un total de 5.479 millones de euros en pérdidas directas para el sector.

Piratería AEVI

«Es importante que se aplique la legislación de propiedad intelectual: los derechos de propiedad intelectual contribuyen a salvaguardar el desarrollo de la cultura y la creación, así como a fomentar la innovación tecnológica«, expresa José María Moreno, director general de la AEVI.

Sin embargo, todavía podemos encontrar estudios y posturas totalmente contrarias que sostienen que la piratería debería no sólo no castigase, sino legalizarse y ser controlada.

Y es que en el caso concreto del mercado de los videojuegos, la piratería parece tener un efecto positivo en los usuarios, que con un perfil «más honesto», utilizarían estas copias no oficiales para probar el juego y ayudarse a decantarse por su posterior compra legal.

Además, la piratería también serviría como un limitador del poder de fijación de precios para ambos desarrolladores y distribuidores, manteniendo una oferta más beneficiosa para los usuarios.

¿Y vosotros, os posicionáis a favor o en contra de la piratería? ¿Realizáis este tipo de prácticas? ¿Habéis comprado alguna vez un juego después de probarlo con una versión descargada ilegalmente?

La entrada Nueva sentencia contra la piratería en las plataformas de anuncios es original de MuyComputer