El Europarlamento da luz verde a la creación del cargador único para la Unión Europea

Reducir los desperdicios que generamos los europeos es una cuestión que preocupa tanto a la ciudadanía como a las instituciones comunitarias, por eso el Europarlamento ha instado a la Comisión Europea a que adopte medidas legislativas antes de julio para hacer realidad el cargador único para todos los dispositivos electrónicos portátiles que se vendan en la Unión Europea.

La resolución que insta a la Comisión Europea a tomar medidas reglamentarias “con carácter urgente” para reducir los residuos que generamos los europeos comunitarios ha sido aprobada de forma aplastante en el Europarlamento, con 582 votos a favor, 40 votos en contra y 37 abstenciones. Esto otorga una gran fuerza al impulso de la nueva legislación, que en un principio parece contar con el respaldo de todos o casi todos los grandes grupos de la cámara.

Con esta decisión, los eurodiputados quieren que la Comisión adopte el acto delgado previsto en la directiva de 2014 sobre equipos radioeléctricos o, en caso extremo, una nueva medida legislativa antes de julio de 2020. El propósito es que la Comisión Europea adopte un marco legislativo que derive en la creación de un cargador común, de forma que se tengan en cuenta los avances técnicos y no se obstaculice la innovación. Con los límites establecidos, lo que reclama el Europarlamento a la Comisión Europea es lo siguiente:

  • Medidas para asegurar la interoperabilidad de los distintos cargadores inalámbricos con diferentes dispositivos móviles.
  • Estudiar iniciativas legislativas para aumentar el volumen de cables y cargadores recogidos y reciclados en los Estados miembros.
  • Asegurar que los consumidores no sigan obligados a comprar un nuevo cargador con cada dispositivo nuevo. Según el Parlamento Europeo, esta estrategia deberá desplegarse en paralelo al cargador común y sin llevar aparejados precios más altos.

Europarlamento

Los legisladores europeos han calculado que los residuos electrónicos representan alrededor de 50 millones de toneladas métricas al año en el mundo, lo que supone una media de 6 kilogramos por persona. En Europa en 2016 la basura electrónica alcanzó los 12,3 millones de toneladas métricas, equivalentes a 16,6 kilogramos por habitante.

Sin embargo, no solo contra las incompatibilidades y los residuos apunta la resolución aprobada por el Europarlamento, sino también contra la corta vida útil de muchos dispositivos, una situación que deriva en la generación de todavía más residuos. Aquí se puede poner sobre la mesa el corto tiempo de soporte ofrecido por muchos fabricantes de dispositivos Android, sobre todo los de gama media y baja, si bien los de gama alta tampoco es que brillen en este sentido (pocos los smartphones Android que reciben actualizaciones durante 5 años, si es que existen).

Viendo el contundente resultado de la votación, la mayoría de los europarlamentarios ven insuficiente al actual enfoque de la Comisión Europea, que simplemente ha “animado” a los fabricantes a desarrollar un cargador único para móviles, tablets, lectores de libros electrónicos y otros dispositivos portátiles. A pesar de la contundente conclusión a la que ha llegado el Europarlamento, es cierto que desde el 2009 el número de cargadores se ha reducido de casi 30 a tan solo tres, según cuenta la nota de prensa del propio Parlamento Europeo.

¿Estamos ante las puertas del cargador único europeo? Apple ya ha mostrado su oposición a la futura normativa debido a que, según sus palabras, frena la innovación, cosa que ha argumentado con un extenso informe de 92 páginas. En la actualidad los dispositivos iOS siguen apoyándose en el puerto Lightning para recargar la batería y la transmisión de datos, una situación que reporta al gigante de Cupertino cuantiosos ingresos debido a las exigencias en torno al pago de royalties y al cumplimiento de unos estándares de calidad.

La entrada El Europarlamento da luz verde a la creación del cargador único para la Unión Europea es original de MuyComputer