La tecnología 6G promete velocidades de descarga de hasta 1 TB/s

El estándar 5G todavía se encuentra en una etapa muy temprana, pero ya estamos hablando del estándar 6G. Es lo que tiene el mundillo tecnológico, que no deja de avanzar, una realidad que permite que cuando todavía ni siquiera se ha completado el despliegue de una tecnología ya se encuentre en desarrollo otra superior.

Como sabrán nuestros lectores habituales el 5G está siendo objeto de un despliegue gradual. Algunos de los grandes del sector móvil ya han lanzado terminales compatibles con dicho estándar, como Samsung y Huawei, por ejemplo, pero su despegue real no se producirá hasta mediados del próximo año.

Ese despegue será posible no solo gracias a la inversión de los gobiernos de los países más importantes del mundo, sino también gracias al empuje de los principales vendedores chinos de smartphones, que preparan una avalancha de dispositivos «económicos» compatibles con 5G para finales de 2020.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología de China trabaja en el 6G

En efecto, dicho estándar ya está en desarrollo, aunque es cierto que todavía se encuentra en una etapa muy temprana. Este detalle es muy importante y debemos entenderlo, ya que de lo contrario podríamos caer en el error de pensar que el 6G llegará dentro de unos pocos años. Nada más lejos de la realidad, dicho estándar tiene por delante, como mínimo, una década. Recordad que la tecnología 5G que estamos empezando a utilizar estuvo en desarrollo desde 2008.

Los expertos que están trabajando en el desarrollo de este estándar creen que podrá alcanzar velocidades de hasta 1 TB/s. Sí, un terabyte por segundo, una cifra mareante que, sin embargo, sería el máximo teórico, es decir, la velocidad máxima en el mejor escenario posible y no una velocidad media real en entornos normales.

Se espera que el estándar 5G permita el despegue de la Internet de las Cosas, mientras que el estándar 6G podría llevarnos a vivir un importante salto generacional, con la implementación de hologramas y de nuevas tecnologías que aprovechen su mayor ancho de banda y su menor latencia para crear experiencias únicas para el usuario.

Queda mucho camino por delante, pero no hay duda de que el futuro de las conexiones inalámbricas pinta brillante, y que de nuevo China está tomando todas las medidas necesarias para convertirse en una de las grandes vencedoras de la carrera hacia el 6G.

La entrada La tecnología 6G promete velocidades de descarga de hasta 1 TB/s es original de MuyComputer