Microsoft consigue los ansiados 1.000 millones de dispositivos con Windows 10

El número de dispositivos con Windows 10 activos habría alcanzado las 1.000 millones de unidades, según Microsoft Italia. Un número redondo que se ha retrasado casi tres años sobre las previsiones iniciales de Microsoft.

Parece que hay batalla de marketing entre Microsoft y Apple por el número de «dispositivos activos». Estos 1.000 millones de dispositivos con Windows 10 llega en la misma semana que Apple ha publicado sus resultados financieros trimestrales y el anuncio que la base activa de sus dispositivos alcanzó los 1.500 millones y con ello superaba a los de Windows.

Microsoft viene a decir lo contrario. Contando los 1.000 millones de Windows 10, más los 400 millones de ordenadores personales que se calculan trabajan con Windows 7 en escritorios domésticos y empresas, los de Windows 8.1, las máquinas con Windows Server, las HoloLens o los millones de consolas Xbox, a Microsoft le daría de sobra para superar todo lo de Apple que cuenta también todos sus productos, desde iPhone a Watch, pasando por los AirPods la nueva estrella de los de Cupertino.

En todo caso, ni Microsoft ni Apple dominan en este apartado sino un Google que desde hace años ocupa el trono con la millonada de smartphones Android que se venden año a año. Para poner la batalla de dispositivos en contexto: Android activó en 2018 casi 1.300 millones de dispositivos, en solo un año y contando solo móviles inteligentes.

Dispositivos con Windows 10 ¿Mucho o poco?

Windows 10 sigue ganando terreno como no podía ser de otra forma. La gran pregunta es si el impulso se está produciendo por méritos propios o simplemente porque ‘no hay otra cosa’. Hace años que Windows 10 es el único sistema operativo cliente que ofrece Microsoft para que los fabricantes lo utilicen en equipos nuevos y teniendo en cuenta el dominio de Microsoft del canal PC para el escritorio informático con cuotas cercanas al 90%, desde ahí suma millones de equipos anuales.

dispositivos con Windows 10

Además, la estrategia agresiva de la propia empresa «cortando las alas» por motivos comerciales que no técnicos a Windows 7 está haciendo el resto y Windows 10 es el único sistema de Microsoft con capacidad de seguir creciendo a través de las actualizaciones en consumo y las grandes migraciones que están en marcha en empresas.

En el lanzamiento, Microsoft anunció que instalaría «Windows 10 en 1.000 millones de dispositivos en dos o tres años». Pronto tuvo que reconocer que no iba a cumplir el objetivo y lo achacó al fiasco en móviles. Ciertamente, a poco que la plataforma Windows Phone/Mobile hubiera funcionado, el objetivo se hubiera alcanzado en el plazo previsto. Es pasado y la realidad es tozuda. Los objetivos no se han cumplido y salvo ordenadores personales, Windows no domina ningún otro segmento de mercado.

De seguir la tendencia (menos PCs y más dispositivos móviles e inteligentes en otros factores de forma), Apple superará pronto a Microsoft en número de dispositivos activos como ya hiciera Google y los 1.000 millones de dispositivos con Windows 10 siguen siendo un «quiero y no puedo». O la botella medio llena o medio vacía que dicen otros.

La entrada Microsoft consigue los ansiados 1.000 millones de dispositivos con Windows 10 es original de MuyComputer