Corea del Sur valora reemplazar Windows por Linux

¿Se puede reemplazar Windows por Linux en toda la administración de un estado? El gobierno de Corea del Sur piensa que sí y está valorando una migración masiva de las máquinas con Windows 7 hacia el sistema libre, según comentan medios del país en una información que ha recopilado ZDNet.

Aunque Linux es la gran alternativa para salir de Windows (y realmente la única si no quieres realizar un desembolso en un Mac), los primeros datos de cuota de mercado tras el final del soporte técnico de Windows 7 concluyeron que ni Linux ni macOS estaban aprovechándolo. Windows 10 creció con fuerza en la misma proporción que bajó Windows 7.

A nadie escapa que las grandes migraciones empresariales que están en marcha van hacia la solución «natural» que supone Windows 10. Lo que no quiere decir que empresas o administraciones opten por otra fórmula. Es lo que ocurre en Corea del Sur donde el gobierno quiere evitar la actualización a Windows 10 para reducir los costes de licencia, pero también para reducir la dependencia de Microsoft.

La información indica que la estrategia es completar la migración a Linux en 2026, momento en el que el sistema de código abierto debería alimentar todos los equipos y dispositivos que se utilizan para el acceso a Internet. Si Windows continuase alimentando cualquier computadora, solo deberá usarse en los servicios de Intranet, en redes internas y aislados del resto.

Reemplazar Windows por Linux no es sencillo aunque los sucoreanos lo están intentando y esperan que alcance a toda la administración del estado. Por ejemplo, el Servicio Postal pasará de Windows 7 a TMaxOS, un sistema operativo basado en Linux con tecnología de la compañía de software surcoreana TmaxSoft. Técnicamente proporciona al gobierno ahorro en licencias y más control dado que el software que alimenta sus dispositivos es desarrollado por una empresa nacional. 

El Ministerio de Defensa Nacional y la Agencia de Policía Nacional, ejecutan actualmente actualmente ejecuta Harmonica OS 3.0, que está personalizado con una serie de aplicaciones coreanas, mientras que el Ministerio de Administración Pública y Seguridad instaló el sistema operativo Gooroom Cloud desarrollado localmente y basado en Debian.

Los funcionarios locales esperan ahorrar una buena partida económica simplemente eliminando los costos de licencia, aunque la historia ha demostrado que invertir en capacitación del personal y apoyo profesional en un cambio de tales dimensiones podría generar más gastos a corto plazo, si bien el control del código y evitar la dependencia de empresas externas son ventajas incalculables que suponemos han tenido en cuenta en Corea del Sur.

Veremos lo que ocurre al final. Microsoft está recomendando agresivamente el paso de Windows 7 a Windows 10 y se toma estos casos como «cuestión de estado». Básicamente para que no supongan un ejemplo para otras administraciones y empresas y pierda clientes en un segmento de mercado que domina por completo y no solo con Windows, sino con software profesional como la suite Office.

reemplazar Windows por Linux

El caso de Múnich fue un ejemplo. Saltó a los medios cuando hace más de una década decidió migrar su infraestructura TI desde Windows y Office a Linux y hacia suites ofimáticas de código abierto. Una decisión que supuso todo un espaldarazo al uso del software libre en la administración pública, por el gran número de equipos actualizados (15.000) y por la importancia de la ciudad que lo llevó a cabo.

Microsoft contraatacó. Más allá de la pérdida de unas miles de licencias de Windows y Office, en la sede central de Redmond fueron conscientes del perjuicio que para sus intereses podía suponer este proyecto si tenía éxito y se convertía en ejemplo a seguir por otras administraciones. El experimento ha durado casi quince años y después de un cambio en el gobierno de la ciudad, Múnich abandonará Linux y volverá a Windows este mismo año. Vía | ZDNet

La entrada Corea del Sur valora reemplazar Windows por Linux es original de MuyComputer