Google y Microsoft compraron los datos robados por Avast

Hace unos días veíamos la verdad detrás del antivirus gratuito Avast, que habría estado recopilando y lucrándose de los datos de millones de usuarios de todo el mundo, y ahora por fin, comienzan las acciones legales.

Y es que Vice, una entidad reguladora de protección de datos de la República Checa, ha estado llevando a cabo una investigación en profundidad de las prácticas detrás de esta recopilación masiva de datos, revelando que los principales clientes a los que fueron vendidos nuestros datos eran gigantes tecnológicos como Google y Microsoft.

Entre otros la compañía habría registrado la información de búsquedas dentro Google y Google Maps, YouTube, la barra de Windows, y otros registros dentro del navegador entre los que destacan un especial interés en lo referente al comportamiento de los usuarios dentro de las páginas webs para adultos.

Por el momento, las autoridades checas están tratando de determinar hasta que punto Avast habría realizado un mal uso de los datos personales de sus clientes, «Existe la sospecha de una violación grave y extensa de la protección de los datos personales de los usuarios […] Sobre la base de los hallazgos, se tomarán más medidas y se informará al público en general a su debido tiempo«.

Y es que actualmente el debate está en el modo en que los datos recopilados se anonimizaron, que según declaran algunos expertos, todavía serían susceptibles para poder vincular a un individuo con un conjunto específico de datos.

Por su parte, y una vez cerrada la filial encargada de la recopilación de datos Jumpshot, Avast comenzó a trabajar y colaborar con los investigadores.

Recibimos la solicitud de la DPA y trabajaremos diligentemente con la DPA en plena cooperación. Nos tomamos muy en serio la preocupación por la privacidad de nuestros usuarios, por lo que voluntariamente hicimos cambios en nuestra política de privacidad en diciembre y tomamos la decisión de cerrar Jumpshot el mes pasado”, declaraba el comunicado oficial de Avast.

Avast recopiló datos a través de Chrome y Firefox

Sin embargo, pese a lo que muchos usuarios piensan, la recopilación de datos no sólo se realizó a través de las aplicaciones de escritorio y móviles, sino que también se realizó a través de las extensiones de los propios navegadores.

Y es que más allá del reciente escándalo, ya se había dado a conocer parte de estas prácticas ilícitas de Avast durante 2019, cuando se descubrió que algunas de las extensiones de los propios navegadores web habían estado recopilando esta información de los usuarios para su posterior venta a terceros.

Unas extensiones que aunque fueron borradas por Google y Mozilla, Avast volvió a publicar bajo «unos cambios significativos» que reducían la cantidad de datos recopilados, pero que todavía realizaban este seguimiento no expreso de las computadoras de los usuarios.

La entrada Google y Microsoft compraron los datos robados por Avast es original de MuyComputer