Nuestros lectores hablan: ¿Y tú de quién eras, SEGA o Nintendo?

Y tú, ¿de qué lado estás, SEGA o Nintendo? Hoy es una pregunta que no tiene demasiado sentido, pero en la década de los ochenta y en los noventa tuvo un peso enorme a nivel internacional. Ambas compañías dominaban el mercado de las videoconsolas de consumo general, una situación que no cambió hasta la segunda mitad de los noventa, cuando Sony desplazó a SEGA y empezó a ocupar su lugar.

Sí, soy consciente de que durante esas dos décadas la opción no siempre se limitó a SEGA o Nintendo, pero seamos sinceros, fueron las únicas compañías que realmente tuvieron éxito que vendían sus productos a un precio razonable. SNK se mantuvo en el sector durante muchos años con su Neo Geo AES y la Neo Geo CD en sus diferentes versiones, pero los precios de estas consolas eran muy elevados y no estaban al alcance del consumidor medio.

Para los que no vivieron aquella época me permito tirar un poco de memoria. La Neo Geo AES llegó al mercado español a principios de los noventa con un precio aproximado de 75.000 pesetas, pero en su primera etapa llegó a rondar las 100.000 pesetas (600 euros). Sus juegos llegaron a costar desde 9.999 pesetas hasta 99.000 pesetas. Por contra, Mega Drive y Super Nintendo llegaron al mercado con un precio aproximado de 30.000 pesetas (180 euros), y sus juegos rondaban entre las 5.000 y las 20.000 pesetas (en casos muy concretos).

Con esas cifras en la mano es fácil entender por qué digo que en aquella época la opción se reducía a SEGA o Nintendo. En la década de los noventa vimos algunos intentos de compañías como Philips, con su CD-i, Panasonic, con la 3DO, y Atari, con la Jaguar, de hacerse un hueco en el sector, pero fracasaron estrepitosamente.

Esa dualidad se mantuvo hasta la salida de SEGA del mercado de las videoconsolas, algo que ocurrió tras el batacazo de Dreamcast. El espacio que dejó la compañía japonesa fue ocupado por Sony, aunque después se subió al carro Microsoft con Xbox, una consola que, a mi juicio, ha sido una de las mejores de la historia.

Elegir bando y mascota: ¿SEGA o Nintendo? ¿Sonic o Mario?

Hoy los «colores» del mundo de las consolas giran alrededor de Sony, Microsoft y Nintendo. Sigue habiendo enfrentamientos importantes entre los fans de esas tres compañías, pero la magia del pasado se ha perdido. Qué podemos decir, los tiempos cambian, y las marcas no tienen más remedio que adaptarse a esos cambios.

Cuando SEGA y Nintendo competían cada empresa tenía una imagen y un estilo propio, y también una mascota. SEGA jugaba a ser «el niño malo», el «rebelde sin causa», y Sonic, su mascota, hacia lo posible por «ser molón». Nintendo, por contra, se presentaba más bien como «el niño bueno» que, sin embargo, también «quería molar», y supo jugar muy bien sus cartas dedicado muchos esfuerzos a Mario, su mascota, y a sus principales franquicias.

En mi caso debo decir que en esa dualidad SEGA o Nintendo siempre he sido más de la primera, de hecho mi primera consola de 8 bits fue una Master System II que disfruté muchísimo. Con la caída de Dreamcast tuve la oportunidad de hacerme con una PS2 o con una GameCube, pero al final acabé comprando primero una Xbox, y la verdad es que no me arrepiento.

Fue una consola fantástica, con un potencial enorme que demostró, gracias a juegos como Ninja Gaiden, Project Gotham Racing 2, la franquicia Halo, DOOM III, Half Life 2, la saga Otogi y Panzer Dragoon Orta que estaba a años luz de PS2. Una pena que compañías como Capcom no se animaran a lanzar algún exclusivo para ella.

Hoy no tengo favoritismos, hace muchos años que pasé esa fase, aunque siendo justos debo decir que mi plataforma favorita es el PC. Ahora os toca a vosotros, ¿SEGA o Nintendo?

La entrada Nuestros lectores hablan: ¿Y tú de quién eras, SEGA o Nintendo? es original de MuyComputer