FSF envía un disco duro a Microsoft para que le entregue el código fuente de Windows 7

La Fundación por el Software Libre ha enviado un disco duro a Microsoft para que le entregue el código fuente de Windows 7. Coincidiendo con el día de San Valentín, la organización quiere comprobar hasta dónde llega el «amor» del gigante del software propietario por el software libre.

Todo forma parte de la iniciativa de la FSF iniciada el mes pasado cuando finalizó el soporte técnico de Windows 7 y pidió a Microsoft la liberación del sistema: «Les pedimos que lo lancen como software libre y se lo entreguemos a la comunidad para que lo estudie y lo mejore.  Microsoft no tiene nada que perder al liberar una versión de su sistema operativo que ellos mismos dicen que su vida útil finalizó».

Es altamente improbable (por no decir imposible) que Microsoft libere el código fuente de Windows 7. Simplemente porque una buena parte del mismo está en uso en Windows 8.1 y Windows 10 e incluye patentes que los chicos de Redmond no van a liberar. Aún así, la organización fundada por Richard Stallman sigue la campaña.

«Hemos recibido una cantidad abrumadora de respuestas a nuestra llamada para ‘reciclar’ Windows 7. El recuento de firmas fue mucho más rápido de lo que esperábamos, incluso a pesar de nuestro objetivo conservador de 7.777 firmas… Hemos respondimos a docenas de comentarios expresando apoyo, preocupación e incluso indignación sobre por qué la FSF piensa que reciclar Windows 7 era una buena idea y por qué era algo que querríamos exigir», explican.

Lo último que se les ha ocurrido ha sido enviar a Microsoft un disco duro reciclado con las firmas de apoyo que hasta ahora se habían recogido (13.600) y para que le copien el código«Es tan fácil como copiar el código fuente, emitir una licencia y enviárnoslo por correo. Como autores de la licencia de software libre más popular del mundo, estamos listos para brindarles toda la ayuda que podamos. Todo lo que tienen que hacer es preguntar», dicen desde la FSF.

código fuente de Windows 7

«Queremos que muestren exactamente cuánto amor tienen por el software de ‘código abierto’ que mencionan en su publicidad», dice la FSF ante los movimientos de Microsoft los últimos años. «Si realmente aman el software libre (y estamos dispuestos a otorgarles el beneficio de la duda) tienen la oportunidad de mostrárselo al mundo. Esperamos que no solo estén capitalizando el modelo de desarrollo de software libre de la manera más superficial y explotadora posible: usándolo como una herramienta de marketing para engañarnos y hacernos creer que se preocupan por nuestra libertad».

¿Código fuente de Windows 7? ¿Y por qué no GNU/Linux?

Lo dicho. Microsoft no entregará el código fuente de Windows 7 y la iniciativa quedará como una campaña desde «quijotesca» a «completamente delirante» como ha también ha sido calificada. Más práctico podría haber sido ayudar a promocionar alternativas como GNU/Linux y de esa manera aprovechar el final de Windows 7.

Pero ha sido la opción elegida por Stallman. Si el objetivo era llamar la atención el objetivo se ha conseguido, pero nada más. La cuota mundial de Windows en el escritorio informático supera el 88%. Si sumamos el 10% que tiene otro sistema cerrado como macOS las alternativas «libres» a las que aspira FSF se reducen al 2% en el mejor de los casos. Y ni eso, porque Stallman rechaza algunos componentes incluidos en GNU/Linux no lo suficientemente libres. La noticia más allá de esta campaña es que Linux no está aprovechando el final del soporte técnico de Windows 7.

La entrada FSF envía un disco duro a Microsoft para que le entregue el código fuente de Windows 7 es original de MuyComputer