PS5 y Xbox Series X tienen prácticamente la misma potencia

El lanzamiento de PS5 y Xbox Series X sigue marcado para finales de este mismo año. No tenemos una fecha oficial definitiva, pero todo parece indicar que llegarán entre finales de noviembre y principios de diciembre, fechas que encajan perfectamente con la campaña prenavideña.

Ayer hicimos un repaso bastante completo de las especificaciones que conocemos de ambas consolas, y os explicamos las diferentes fases que se producirán en el sector durante todo su ciclo de vida con un objetivo en mente: ayudaros a tener claros qué componentes tendréis que actualizar en vuestro PC para superar la transición a la nueva generación.

Toda la información que tenemos sobre PS5 y Xbox Series X se ha obtenido a través de las confirmaciones oficiales de Sony y Microsoft, y también mediante filtraciones que tienen su origen en los kits de desarrollo que ambas compañías enviaron a los grandes del sector para que empiecen a trabajar en proyectos para sus nuevas consolas.

Hoy tenemos una nueva información que procede, precisamente, de un desarrollador que por razones evidentes ha querido permanecer en el anonimato y que ha tenido acceso a los primeros kits de desarrollo de ambas consolas. Según sus palabras estas son las especificaciones de ambos kits:

Kit de desarrollo de PS5

  • APU AMD de nueva generación fabricada en proceso de 7 nm.
  • Procesador Zen 2 semipersonalizado con 8 núcleos y 16 hilos a 3,6 GHz.
  • Núcleo gráfico RDNA 1.5 semipersonalizado con aceleración de trazado de rayos y 12,6 TFLOPs de potencia.
  • 16 GB de memoria GDDR6 unificada (compartida como RAM y VRAM) con un ancho de banda de 576 GB/s.
  • 4 GB de memoria DDR4 para sistema y aplicaciones en segundo plano.
  • Unidad SSD PCIE NVMe de 500 GB con una velocidad de 5.500 MB/s.
  • Sonido 3D y unidad óptica compatible con discos Blu-ray 4K.

PS5 y Xbox Series X

Kit de desarrollo de Xbox Series X

  • APU AMD de nueva generación fabricada en proceso de 7 nm.
  • Procesador Zen 2 semipersonalizado con 8 núcleos y 16 hilos a 3,7 GHz.
  • Núcleo gráfico RDNA 1.5 semipersonalizado con aceleración de trazado de rayos y 11,8 TFLOPs de potencia.
  • 16 GB de memoria GDDR6 unificada (compartida como RAM y VRAM) con un ancho de banda de 596 GB/s.
  • 4 GB de memoria DDR4 para sistema y aplicaciones en segundo plano.
  • Unidad SSD PCIE NVMe de 1 TB con una velocidad de 3.800 MB/s.
  • Sonido 3D y unidad óptica compatible con discos Blu-ray 4K.

PS5 y Xbox Series X son casi un calco

Ya lo dijimos en su momento. Sony y Microsoft iban a buscar una cierta paridad en las especificaciones de sus consolas de nueva generación para evitar que una diferencia importante de potencia pudiera perjudicarles, y como podemos ver todo parece indicar que esa predicción se va a cumplir.

La fuente de la filtración ha matizado, eso sí, que esas especificaciones no son definitivas y que todavía habrá pequeños cambios que afectarán, sobre todo, a Xbox Series X. Así, Microsoft prepara una subida de las frecuencias de trabajo de la GPU para alcanzar la potencia de PS5, y ajustará también la velocidad de la memoria para elevar un poco más el ancho de banda.

Parece que la única carencia importante que tendrá dicha consola estará en el bloque de núcleos para trazado de rayos, ya que en la filtración se comenta que tendrá menos unidades que PS5. Si esto se confirma será interesante ver cómo compensa Microsoft esa limitación, sobre todo teniendo en cuenta que el trazado de rayos va a ser uno de los grandes vendedores de consolas de nueva generación.

Os recuerdo que según las últimas previsiones el precio de PS5 y Xbox Series X va a rondar los 499 dólares-euros.

La entrada PS5 y Xbox Series X tienen prácticamente la misma potencia es original de MuyComputer