Razer Huntsman Tournament, análisis: toda la esencia gamer en frasco pequeño

Haciendo honor a su lema «For gamers, by gamers», Razer presentó a finales del año pasado su nuevo teclado TKL Huntsman Tournament Edition, que con prácticamente las mismas bases que su modelo mayor, se presenta como una gran opción para aquellos que participan en competiciones o suelan jugar en más de un lugar, con una ligera mejora de rendimiento en los switches y una muy elevada portabilidad.

Especificaciones Razer Huntsman Tournament Edition

  • Interruptores: Razer Linear Optical Switches, con una fuerza de accionamiento de 40 G, con una vida útil hasta las 100 millones de pulsaciones
  • Tecnología:Doubleshot PBT y Anti-Ghosting hasta 10 teclas
  • Tasa de sondeo: 1.000 Hz Ultrapolling
  • Iluminación RGB: Personalizable para todas las teclas, borde del teclado y reposamuñecas, con soporte Razer Chorma (16,8 millones de colores)
  • Dimensiones: 362 x 140 x 37 mm
  • Peso: 752 gramos
  • Software: Razer Synapse 3
  • Conectividad: Cable USB mallado desmontable de 1,8 metros con salida USB
  • Otros: Formato TKL (Ten Key Less, sin teclado numérico)
  • Precio: 209,99 euros

Antes de nada mencionar que, como seguramente más de uno se haya percatado de la presencia de varias teclas blancas, aclarar que no se trata de un añadido que venga con el propio teclado, sino de un paquete de teclas PBT DoubleShot Mercury adicional que la propia Razer nos ha cedido. Y es que compartiendo la misma textura y funciones de bajo recorrido, nos ayudará a destacar todavía más ese carácter gaming del teclado.

Review Razer Huntsman Tournament Análisis

Todavía antes de comenzar con el análisis, mencionar que el Huntsman Tournament llega con un empaquetado en línea con el del resto de teclados de la compañía, con una pequeña caja de cartón casi idéntica a las dimensiones finales del producto; aunque en esta ocasión sí que nos llama la atención no encontrar ninguna apertura para probar los interruptores o el tacto de sus nuevas teclas de forma previa a su compra.

Una vez en uso, las diferencias con su modelo original o el Razer Huntsman Elite resultan más que claras, y es que el Huntsman Tornament Editon se planta como un teclado 100% para gaming enfocado al ámbito de la competición profesional.

Para ello, se ha optado por un diseño más compacto y ligero gracias a la eliminación del teclado numérico y los controles multimedia. De esta manera, se nos ofrecen notables mejoras de cara a su transporte, e incluso a la hora de mantener un escritorio o zona de juego más despejados.

Review Razer Huntsman Tournament Análisis
Review Razer Huntsman Tournament Análisis
Review Razer Huntsman Tournament Análisis

Aunque a nivel estético los cambios son prácticamente inexistentes, con una apariencia idéntica a la de ambos teclados Huntsman en el que destacan un cuerpo de metalizado, unos acabados en negro mate, la presencia de unas patillas de elevación traseras con dos alturas, y aún pese a su tamaño, una gran robustez.

Así mismo, también podemos apreciar algunos detalles en las teclas como los símbolos principales  translúcidos, los cuales aprovecharán la propia retroiluminación de los switches. Sin embargo, es una pena que esta parte translúcida se limite sólo a éstos, quedando el resto de símbolos secundarios (como las funcionalidades de las teclas numéricas o de función).

No obstante, en esta ocasión no podemos realmente considerarlo como un punto en contra dada la propia definicial del Huntsman Tournament, planteado 100% para el juego y no para la escritura.

Review Razer Huntsman Tournament Análisis

Aunque esta excusa no termina de convencernos cuando hablamos de la distribución del teclado. Y es que actualmente sólo se distribuye la versión bajo layout americana (o ISO británica), por lo que no contaremos con la tecla «Ñ», y algunos de los símbolos secundarios estarán colocados de manera diferente.

Algo que aunque no nos impedirá configurar el teclado para que funcione de manera normal si pulsamos la posición teórica de las teclas, no deja de molestarnos.

Así pues, este teclado equipará unos interruptores mecánicos únicos, creados a partir de unos Cherry MX Red ligeramente retocados, con una sensación de clic más liviana y corta, y unos tiempos de respuesta bastante más ágiles.


Review Razer Huntsman Tournament Análisis

Sin embargo, aunque echamos de menos las funciones opto-mecánicas del Huntsman Elite, sí que se agradece el añadido de las teclas PBT DoubleShot, que con un tratamiento de doble inyección, nos ofrecen un acabado más robusto y una textura mate ligeramente granulada pera un mejor tacto y agarre.

De esta manera, los nuevos interruptores cuentan con la fuerza de actuación de 40 gramos, una reducida distancia de recorrido de apenas 3,5 milímetros, y un punto de activación de tan sólo 1 milímetro. Aunque una de la cosas que más nos ha llamado la atención es el hecho de que, al no hacer uso de los clásicos interruptores verdes de Razer, el sonido mecánico resultante es ligeramente menor al de otros teclados (aunque no comparable con los switches silenciosos naranjas).

Todo esto con el añadido especial de una mejora notable en su vida útil, ampliada hasta los 100 millones de pulsaciones por tecla asegurados.

Pasando a la parte trasera del teclado, destaca la generosa cantidad de superficies de goma antideslizante que ayudarán a evitar desplazamientos de forma involuntaria durante su uso; además de la presencia de unas patas elevadoras con dos niveles de altura, y que también estarán equipados con el mismo material antideslizante.


Review Razer Huntsman Tournament Análisis
Review Razer Huntsman Tournament Análisis
Review Razer Huntsman Tournament Análisis

Por último, cabe destacar que por primera vez en un teclado inalámbrico, Razer ha optado por utilizar un conector USB Tipo-C para la entrada de carga y conectividad de este teclado. De esta manera, además del propio cable mallado incluido en la caja, también podremos usar podemos utilizar cualquier cable de carga para teléfonos móviles.

Pasando a la experiencia de uso, y remarcando la funcionalidad que propone el propio Huntsman Tournament, nos hemos limitado a testarlo en los principales juegos competitivos de la escena actual, con juegos como League of Legends, DOTA2, Overwatch, CS:GO o Apex Legends, entre otros.

Para aquellos que no estén familiarizados con los teclados mecánicos, la principal diferencia de estos frente a los teclados convencionales suele ser la mayor dureza de sus teclas. Sin embargo, en esta ocasión nos encontramos con unas teclas que requieren poca presión, y que cuentan con un recorrido de detección bastante corto.

Algo que nos permite aumentar la velocidad de uso y reacción durante las partidas, manteniendo la suficiente resistencia para asegurarnos el no pulsar otras teclas de forma involuntaria.

Así pues, a rasgos generales la experiencia de uso se quedaría en un punto intermedio entre los Blackwidow y Huntsman, con unas teclas más rápidas y silenciosas, sólo sacrificando el añadido de los accesorios de control de volumen, o algunos accesorios como el reposamuñecas acolchado.

Una vez más, nos encontramos con un dispositivo «Plug and Play», que nos permitirá utilizar el teclado y sus funciones principales con tan sólo enchufarlo al ordenador.

Razer Huntsman TE Synapse
Razer Huntsman TE Synapse
Razer Huntsman TE Synapse
Razer Huntsman TE Synapse
Razer Huntsman TE Synapse

Aunque sí que requeriremos de la instalación del software gratuito Razer Synapse 3 para poder acceder a la configuración completa del mismo, lo cual no permitirá acceder a la configuración y reasignación de las funciones de todas y cada una de las teclas; la edición de macros; la creación de perfiles de usuario (los cuales podremos además almacenar en la memoria interna del propio teclado para cuando lo transportemos); y los efectos de iluminación y sincronización a través de Chroma Studio, la plataforma integrada par el control RGB.

Además de los perfiles que creemos, y siempre que Razer Synapse esté activo, también tendremos acceso a las funciones de iluminación inmersiva para juegos, que nos mostrará de forma automática algunos efectos de iluminación especiales cuando carguemos algunos juegos como Apex Legends, Fortnite, Overwatch, DOOM, Diablo 3, y muchos otros. Unos efectos que se reproducirán no sólo en nuestros periféricos Razer, sino en todos los dispositivos con iluminación disponibles y sincronizados a través de este software, tales como luces, altavoces, ventiladores e incluso nuestra caja.

El Razer Huntsman Tournament Edition está ya disponible a través de la tienda web de la marca bajo un precio recomendado de 149,99 euros en el que se incluyen unos gastos de envío gratuitos, aunque actualmente también podemos encontrarlo en otros distribuidores locales, donde se mantiene el mismo precio base. Al igual que el resto de teclados de su familia, el Huntsman Tournament está diseñado para ser utilizado en exclusiva en PC, por lo que no contaremos con soporte para su uso en consolas.

Por otra parte, también podemos encontrar ya disponibles en la web los packs Razer PBT Keycap Upgrade Set, bajo un precio todavía más pronunciado de 34,99 euros.

Valoración final


8.9
NOTA

NOS GUSTA

Switches ópticos lineares.
Gran desempeño y rendimiento.
Compacto y portátil.
Algo más silencioso.

A MEJORAR

Sólo disponible en configuración americana.
Sin opción inalámbrica.
Precio algo elevado.

RESUMEN

Con prácticamente las mismas bases que su modelo mayor, el Razer Huntsman Tournament Edition se presenta como una gran opción para aquellos que participen en competiciones o suelan jugar en más de un lugar. No obstante, su precio resulta todavía algo alto en comparación con las funcionalidades perdidas.

Calidad de construcción8

Experiencia de uso y software9.5

Iluminación LED9

Instalación y configuración9.5

Calidad/Precio8.5

La entrada Razer Huntsman Tournament, análisis: toda la esencia gamer en frasco pequeño es original de MuyComputer