Windows 10: ¿drivers que se actualizan solos?

Windows 10, a partir de la Insider Preview (20H1), incorpora una novedad que, en mi opinión, debería dar mucho de qué hablar. Y es que, según se ha anunciado en la Microsoft Tech Community, es posible que en poco tiempo nos podamos olvidar de la a veces tediosa tarea de actualizar los drivers de los componentes de nuestro PC. Quizá lo hagan para compensar las dificultades, cada vez más, a las que se enfrentan las personas que quieren usar Windows sin tener cuenta de Microsoft.

Para tal fin, y según podemos leer en esa publicación, la propuesta de los de Redmond es que los fabricantes de hardware puedan añadir las actualizaciones de los controladores de sus dispositivos en el stream de actualizaciones del sistema. Es decir, que cuando Windows 10 te indique que hay actualizaciones disponibles para tu sistema, entre las mismas pueda encontrarse algún driver actualizado para tu sistema.

Es cierto que ya existen drivers (o, para ser más exactos, aplicaciones de componentes) que, de manera automática, realiza esta tarea. Sin embargo, hablamos de aplicaciones independientes que, aunque bien integradas con el sistema, no aprovechan la gran colección de ventajas que ofrece el sistema de actualizaciones del OS de Microsoft.

Y eso en el mejor de los casos, porque en la mayoría de las ocasiones ocurre que instalas un driver, el componente asociado al mismo funciona, y olvidas su existencia para siempre. ¿Y qué tiene eso de malo? Pues que existe la posibilidad de que, con el paso del tiempo, el fabricante vaya publicando actualizaciones que corrijan errores, mejoren el rendimiento, añadan nuevas funciones, etcétera. Y claro, a no ser que visites periódicamente su página web, es bastante probable que te las pierdas.

Con esta novedad de Windows 10, Microsoft (apoyado por los fabricantes de hardware, claro) podría acabar con el problema de los drivers desactualizados y, visto así, parece indudable que es una buena idea, y que ya solo queda celebrarlo. Sin embargo, desde que lo he leído hay algo que no puedo dejar de preguntarme, y que realmente me preocupa. Me refiero a lo siguiente.

 

¿Será seguro Windows 10 tras este cambio?

Sí, seguro que tú también lo has pensado ya: ¿terceras partes van a poder utilizar la herramienta de actualización del sistema operativo para realizar despliegues masivos de software? Pues, más o menos hablamos de eso, y analizado desde dicha perspectiva todo pasa a tener un tono un tanto más gris. Un poco más preocupante.

Doy por sentado, claro, que Microsoft y sus socios han tenido en cuenta los riesgos desde el minuto cero de diseño de esta nueva función. Y , en consecuencia, que antes de que finalmente se haya desplegado ya se han tenido en cuenta las principales amenazas. Desde luego, no será fácil que los ciberdelincuentes puedan aprovechar esta novedad con fines malignos. Pero, claro, difícil (o incluso muy difícil) no significa imposible.

Y si algo no es imposible, y la recompensa que puedes obtener por lograrlo supera por mucho el esfuerzo que hay que realizar, no me cabe la duda de que, en este mismo momento, ya debe haber bastantes mentes malpensantes analizando esta nueva función de Windows 10, en busca y captura de un agujero que explotar, de una vulnerabilidad que poner a su servicio. Y es que, si les sale bien, podrían acabar desplegando software malintencionado a una enorme cantidad de sistemas.

Pero entonces, ¿hace este cambio que el sistema operativo de Microsoft pase a ser más inseguro de lo que era hasta ahora? Lo cierto es que no necesariamente es así. ¿Por qué? Muy sencillo, porque acabamos de valorar un riesgo asociado a la actualización automática de drivers en Windows 10, pero no hemos tenido en cuenta que, al tiempo, soluciona otro problema ya existente.

¡Exacto! Los drivers desactualizados pueden ser, y en bastantes ocasiones son, un problema de seguridad del sistema. No olvidemos que, al final, hablamos de líneas de código que rigen el funcionamiento de nuestro sistema. Así, un driver obsoleto puede ser una puerta abierta a nuestro sistema. Y a diferencia de los riesgos del nuevos sistema de actualización de drivers de Windows, que de momento son hipotéticos, aquellos de los que hablamos ahora son muy, muy reales, y los conocemos desde hace ya tiempo.

Así, ¿qué es peor, el potencial riesgo de un despliegue masivo de malware a través de las actualizaciones de drivers de Windows 10, o la enorme cantidad de sistemas con drivers desactualizados, que ya son una amenaza real? Honestamente, después de toda la mañana pensando en ello no lo tengo nada claro, y me interesa mucho tú opinión al respecto: ¿Windows es ahora, con este cambio, más o menos seguro que antes?

La entrada Windows 10: ¿drivers que se actualizan solos? es original de MuyComputer