Las RTX serie 30 tendrán nuevos núcleos RT para trazado de rayos: NVIDIA puede doblar el rendimiento

NVIDIA sigue trabajando en Ampere, la arquitectura que dará vida a las GeForce RTX serie 30, una generación de tarjetas gráficas que sucederá a las GeForce RTX serie 20, y que promete un importante salto en términos de rendimiento.

Hemos hablado mucho de las GeForce RTX serie 30 durante las últimas semanas gracias a las numerosas filtraciones y rumores que han ido apareciendo. NVIDIA utilizará, en principio, el proceso de fabricación de 7 nm, y también se comenta que la compañía está realizando cambios importantes a nivel de arquitectura que no solo afectarán a los motores de sombreado, sino que también se extenderán a los motores de geometría y de trazado de rayos.

El objetivo es claro: mejorar el rendimiento frente a la generación actual, y en todos los frentes, pero sin que el consumo se dispare. Ahí es donde entra en juego el proceso de 7 nm, y también el nuevo diseño que utilizará NVIDIA en todos los puntos clave de su nueva generación gráfica.

GeForce RTX serie 30: nuevos núcleos RTX y núcleos tensor rediseñados

RTX serie 30
RTX serie 30

Una nueva filtración ha profundizado en las principales novedades que traerá Ampere a nivel de arquitectura, y la verdad es que nos hemos llevado un par de sorpresas. Además de las mejoras que ya hemos comentado esta información asegura que NVIDIA dará forma a una generación gráfica que estará realmente preparada para trabajar de forma óptima con el trazado de rayos, y que contará con núcleos tensor rediseñados y una caché L1 revisada para ofrecer un rendimiento superior.

Los núcleos RT ocuparán un espacio mucho mayor en el chip y contarán con optimizaciones y mejoras que les permitirán, en teoría, doblar el rendimiento frente a los núcleos RT de la generación actual. Interesante, pero todavía hay más. A esto debemos sumar el nuevo diseño que traerán los núcleos tensor, dedicados a trabajar con inteligencia artificial. Se habla también de un aumento de rendimiento muy grande que debería afectar de forma positiva a la capacidad de trabajo de la tecnología DLSS.

Todavía es pronto para sacar conclusiones, pero la verdad es que en general todo tiene sentido. NVIDIA apostó por el renderizado híbrido con las RTX serie 20, y va a mantener esa misma estrategia con las RTX serie 30, así que mejorar el rendimiento a nivel de shaders, geometría, trazado de rayos e inteligencia artificial seria una decisión totalmente acertada.

RT Core Advanced: pieza clave en la estrategia de NVIDIA

La serie GeForce RTX 20 supuso el debut de los núcleos RT (los núcleos tensor debutaron con Volta), y la serie GeForce RTX 30 será utilizada para presentar lo que se conoce como «RT Core Advanced», o «núcleo RT avanzado». Ese podría ser el nombre que utilizará NVIDIA para promocionar el trazado de rayos avanzado en sus nuevas tarjetas gráficas.

Como recordará nuestros lectores habituales el trazado de rayos se utiliza a día de hoy de una manera bastante limitada. Por ejemplo, Metro: Exodus lo aplica a la iluminación, mientras que Shadow of the Tomb Raider y Battlefield V lo utilizan, respectivamente, para mejorar sombras y reflejos. Solo hay un título que sea capaz de trabajar con dicha tecnología en esos tres niveles de manera simultánea, Quake 2 RTX, un título que parte de una geometría muy básica para derivar toda la carga de trabajo al trazado de rayos.

El resultado es un juego con un modelado de personajes muy pobre, un texturizado obsoleto y unos escenarios vacíos que, sin embargo, luce de forma espectacular gracias a los reflejos, la iluminación y las sombras generadas mediante trazado de rayos.

Personalmente creo que la llegada de los «RT Core Advanced» marcará la posibilidad de utilizar de forma simultánea el trazado de rayos en dos o más elementos. Por ejemplo, sombras y reflejos, o reflejos y efectos de luz. Puede que incluso acabe teniendo potencia suficiente para trabajar con trazado de rayos aplicado a esos tres frentes, aunque no creo que lo consiga manteniendo un rendimiento óptimo, sería un salto demasiado enorme en muy poco tiempo.

También cabe la posibilidad de que NVIDIA opte por limitarse, de nuevo, a uno de esos tres niveles a cambio de ofrecer un rendimiento mucho mayor. No debemos olvidarnos de las mejoras que podríamos ver en la tecnología DLSS, un avance muy interesante y con mucho potencial que todavía no ha sido debidamente aprovechado.

Si todo va según lo previsto la presentación de Ampere, como arquitectura en general, podría tener lugar en marzo. Sin embargo, la llegada de las GeForce RTX serie 30 no ocurriría hasta mediados o finales de este año. Es importante recordar, además, que las RTX serie 30 llegarán de forma escalonada, es decir, primero veremos las RTX 3080 y 3080 Ti, y en los meses posteriores se lanzarán las RTX 3070, RTX 3060 y RTX 3050, por ese orden.

La entrada Las RTX serie 30 tendrán nuevos núcleos RT para trazado de rayos: NVIDIA puede doblar el rendimiento es original de MuyComputer