La Unión Europea quiere facilitar el reemplazo de las baterías de los smartphones

El Parlamento Europeo (o Europarlamento) votó el mes pasado en favor de la creación de un cargador común para toda la Unión Europea con el propósito de que disminuyan los desperdicios generados a través de los dispositivos electrónicos portátiles, y con el fin de avanzar en el mismo sentido, el ente comunitario estaría preparando una propuesta para simplificar el reemplazo de las baterías.

Según diversos medios, la Comisión Europea está trabajando en un plan que facilitaría a los usuarios de smartphones reemplazar las baterías. De acabar una medida como esta aprobada, se abriría la puerta a que las baterías de los dispositivos puedan ser reemplazadas por otras más funcionales y así prolongar la vida útil de los propios dispositivos, algo que se ha ido perdiendo debido a la proliferación de las baterías internas que no son fácilmente reemplazables, tanto en smartphones como en portátiles.

Al parecer, la falta de procedimientos de reemplazo de la batería de los smartphones es una de las razones de por las que los consumidores tiran sus dispositivos más viejos cuando la batería se deteriora, en lugar de reemplazar la propia batería para dilatar el tiempo de vida útil del dispositivo. Según el borrador filtrado, los fabricantes deberán facilitar a los consumidores el cambio de las baterías no solo de los teléfonos inteligentes, sino también de las tabletas y los auriculares inalámbricos.

Cargador único para la Unión Europea

De manera similar a las intenciones de imponer un cargador único para toda la Unión Europea, la idea aquí es promover la fabricación sostenible, la reutilización de materias primas y el reciclaje. El documento también habla de una producción más ecológica de baterías, ya que no se cree que los métodos actuales sean sostenibles.

Además de impulsar técnicas fáciles de reemplazo de la batería de un smartphone, la Comisión Europea también quiere que los fabricantes faciliten el acceso a las reparaciones y proporcionen periodos de garantía más largos. También quiere desalentar el desecho de dispositivos más antiguos que ya no reciben actualizaciones de software. La creación de un sistema de recolección europeo también se está considerando para teléfonos inteligentes, cargadores y tabletas antiguos.

Muchos smartphones acaban en la basura de manera prematura a pesar de que podrían seguir siendo perfectamente útiles, y aparte de un mercado que fomenta en consumismo más extremo con características de dudosa utilidad real, tenemos prácticas como la obsolescencia programada. Aquí unas baterías cada vez más difíciles de reemplazar juegan un papel fundamental, sobre todo gracias a su degradación natural.

La propuesta de facilitar el reemplazo de las baterías dentro de la Unión Europea sería presentada el próximo mes por el Vicepresidente Primero de la Comisión Europea, Frans Timmermans.

La entrada La Unión Europea quiere facilitar el reemplazo de las baterías de los smartphones es original de MuyComputer