Nuestros lectores hablan: ¿cuánto estás dispuesto a pagar por una tarjeta gráfica para jugar en 4K?

La RTX 2080 Ti se mantiene como la tarjeta gráfica más potente que existe actualmente. Con ella podemos jugar en 4K con todas las garantías, siempre que estemos dispuestos a desactivar el trazado de rayos o a recurrir a la tecnología DLSS para contrarrestar la pérdida de rendimiento, una estrategia que, de momento, solo funciona en Wolfenstein: Youngblood.

Dicha tarjeta gráfica es la opción más sólida para jugar en 4K, pero como vimos recientemente en este artículo no es una buena compra por el valor precio-prestaciones que ofrece, ya que ofrece un 12% más de rendimiento que una RTX 2080 Super y cuesta casi el doble que ésta. Hoy por hoy dicha tarjeta gráfica, la RTX 2080 Super, es la mejor opción que tenemos en el mercado para disfrutar de una buena experiencia en 4K sin tener que hacer una inversión enorme.

Si nuestro presupuesto está muy limitado podemos optar por una Radeon RX 5700 XT, una tarjeta gráfica que tiene una potencia a medio camino entre la RTX 2070 y la RTX 2070 Super y que puede mover juegos actuales en 4K manteniendo medias de entre 30 y 60 FPS estables, según las exigencias de cada juego en concreto y la configuración gráfica que utilicemos.

AMD quiere democratizar el 4K con una tarjeta gráfica RDNA 2 «económica»

Personalmente creo que lo más interesante de la presentación de la arquitectura gráfica RDNA 2 no ha sido la aceleración de trazado de rayos a través de hardware (bajo DXR 1.1), tampoco el desarrollo de una tarjeta gráfica tope de gama que competirá en lo más alto con NVIDIA, lo realmente llamativo es que AMD sigue apostando por democratizar el gaming en 4K.

Actualmente la mayoría de los usuarios de PC juegan en 1080p porque es la resolución más equilibrada en términos de calidad de imagen, rendimiento y coste. Con una tarjeta gráfica de menos de 150 euros ya podemos disfrutar de una buena experiencia en dicha resolución. Sin embargo, para jugar en 4K a un nivel similar debemos gastar alrededor de 430 euros. La diferencia es enorme, como podemos apreciar, y si queremos entrar en un nivel realmente bueno ya nos movemos entre los 650 y los 750 euros.

Con esto en mente no he podido evitar hacerme una pregunta bastante interesante: ¿cuánto estaría dispuesto a pagar el jugador medio por una tarjeta gráfica capaz de mover juegos en 4K? La respuesta a esa pregunta nos permitirá descubrir dónde está el tope para cumplir ese objetivo de democratizar el gaming 4K en PC.

En mi caso compré recientemente una RTX 2080 Super en oferta por menos de 700 euros. Dicha tarjeta gráfica es capaz de mover juegos en 4K con garantías, aunque en mi caso he preferido montarla con un monitor con resolución 1440p y 144 Hz. Con todo, no quiero dejaros sin mi opinión personal. Creo que no habrá una democratización real del gaming en 4K hasta que veamos una tarjeta gráfica capaz de trabajar con esa enorme cantidad de píxeles cuyo precio ronde los 300 euros.

Ahora os toca a vosotros, ¿cuándo estaríais dispuestos a pagar por una tarjeta gráfica para jugar en 4K? Nos leemos en los comentarios.

La entrada Nuestros lectores hablan: ¿cuánto estás dispuesto a pagar por una tarjeta gráfica para jugar en 4K? es original de MuyComputer