Xbox Series S tendrá un precio de 300 euros y 4 TFLOPs de potencia

Xbox Series X ha centrado todo el interés de los medios, pero no debemos olvidarnos de Xbox Series S, una consola de nueva generación que compartirá protagonismo con aquella y que podría acabar siendo la opción más popular gracias a su menor precio de venta.

Por si alguien se ha perdido ponemos un poco de contexto. Cuando empezó el goteo de información sobre Xbox Series X vimos varias fuentes que daban por hecho la existencia de dos versiones, una de menor potencia llamada «Lockhart» y otra mucho más potente conocida como «Anaconda». Esos nombres en clave serían descartados a favor de Xbox Series S («Lockhart») y Xbox Series X («Anaconda»).

Pues bien, varias fuentes aseguran que Microsoft tiene previsto lanzar ambas versiones de forma simultánea, y que posicionarán en una franja de precios muy distinta para llegar a una mayor cantidad de usuarios. En teoría Xbox Series S rondará los 300 euros, mientras que Xbox Series X deberá quedar en unos 500 euros, aunque no se descarta que acabe rondando los 600 euros.

Xbox Series S tendrá menos potencia bruta, pero superará a Xbox One X

Sé que esa era la duda que tenían muchos de nuestros lectores, sí Xbox Series S sería capaz de superar a Xbox One X, y la respuesta es un sí rotundo. Debemos tener en cuenta que aunque la primera tenga 4 TFLOPs y la segunda 6 TFLOPs ambas se encuadran en generaciones diferentes, y utilizan componentes muy distintos.

Xbox One X tiene una GPU basada en la arquitectura GCN de AMD, un vetusto y flojo procesador Jaguar con un IPC muy bajo, utiliza un HDD y cuenta con 12 GB de GDDR5. Por contra, Xbox Series S vendrá con una GPU RDNA 2 de nueva generación que acelerará trazado de rayos por hardware, utilizará una CPU Zen 2, cuyo IPC da sopas con honda a Jaguar, sumará 12 GB de GDDR6 y tendrá un SSD de alto rendimiento.

Esa sencilla descripción ilustra la realidad que os hemos comentado en otras ocasiones, y es que los TFLOPs no lo son todo, y cuando hablamos de consolas mucho menos. Hay otros elementos muy importantes que, en caso de no estar debidamente equilibrados, harán un cuello de botella enorme. En el caso de la generación actual dicho cuello de botella ha estado en el procesador, un chip que tiene un IPC al nivel de la serie Atom de Intel.

La idea de que Microsoft lance dos consolas de nueva generación tiene mucho sentido, ya que no solo le permite llegar a un mayor público, sino que además le permite hacer frente a un posible lanzamiento dual por parte de Sony (PS5 y PS5 Pro).

La entrada Xbox Series S tendrá un precio de 300 euros y 4 TFLOPs de potencia es original de MuyComputer