NVIDIA Ampere democratizará el trazado de rayos y utilizará el proceso de 10 nm de TSMC

El lanzamiento de las NVIDIA GeForce RTX serie 20 marcó un importante punto de inflexión. Nos puede gustar más o menos, pero NVIDIA ha indicado a la industria el camino a seguir, y de qué manera. Tanto PS5 como Xbox Series X han apostado por el trazado de rayos, y AMD ha hecho lo propio al diseñar su próxima arquitectura gráfica alrededor de dicha tecnología.

Los primeros juegos con soporte de trazado de rayos confirmaron lo que era un secreto a voces, que dicha técnica de renderizado era muy exigente y que ni siquiera el hardware dedicado que había utilizado NVIDIA en las RTX serie 20 era suficiente para conseguir un resultado verdaderamente bueno. Gracias a la optimización y a la utilización de reescalado inteligente (DLSS) ha sido posible mejorar los resultados de forma notable, pero está claro que todavía queda mucho camino por recorrer.

La llegada de Ampere, la próxima arquitectura gráfica de NVIDIA, vendrá con mejoras tanto a nivel de potencia bruta como en cargas de trabajo centradas alrededor del trazado de rayos y el reescalado inteligente, pero lo más interesante es que podría democratizar, por fin, ambas tecnologías en el mercado de consumo general.

NVIDIA Ampere: trazado de rayos para todos

Como recordarán muchos de nuestros lectores cuando NVIDIA anunció la arquitectura Turing, base de las RTX serie 20, muchos dimos por sentado que veríamos una generación completa, es decir, que la compañía partiría de una RTX 2050 y llegaría hasta la RTX 2080 Ti, pero esto al final no se cumplió.

El gigante verde pisó el freno al llegar a la RTX 2060, y a partir de ahí se limitó a lanzar revisiones «Super» y a poner en el mercado la polémica serie GTX 16, que utiliza  la arquitectura Turing pero carece de hardware dedicado a trazado de rayos y DLSS.

Pues bien, con las GeForce RTX serie 30, basadas en la arquitectura Ampere, NVIDIA tiene una oportunidad de oro para llevar el trazado de rayos a una mayor cantidad de usuarios. La RTX 2060 es el nivel mínimo a día de hoy para disfrutar de dicha tecnología acelerada por hardware, pero su rendimiento no es bueno salvo que reduzcamos calidad gráfica (con la excepción de Wolfenstein: Youngblood), y su precio es elevado (más de 300 euros).

Si NVIDIA lanza una RTX 3050 con un rendimiento similar al de la RTX 2060 y un precio inferior a los 200 euros el mercado cambiaría de forma drástica y podríamos estar ante esa esperada democratización del trazado de rayos. Tiene mucho sentido, y creo que, salvo sorpresa, será el camino que seguirán los de verde. Al fin y al cabo el trazado de rayos acelerado por hardware fue (también) un intento de dar un halo de exclusividad a las RTX serie 20, algo que ya no tendría tanto sentido con las RTX serie 30.

Habrá un cambio de fase, un salto de esa fase de exclusividad a la democratización del trazado de rayos para potenciar las ventas de sus nuevas tarjetas gráficas y popularizar una tecnología que estará presente en las nuevas consolas de Sony y Microsoft.

Las RTX serie 30 no llegarán hasta finales de año

Según un nuevo e interesante rumor NVIDIA no tiene previsto lanzar sus nuevas tarjetas gráficas basadas en Ampere hasta finales de este mismo año y veremos, como en ocasiones anteriores, un despliegue gradual que empezará con las RTX 3080 y RTX 3080 Ti. Posteriormente, ya en 2021, veremos la llegada de la RTX 3070, y en los meses posteriores se completará la serie con las RTX 3060 y RTX 3050-3050 Ti.

Ya lo hemos comentado en ocasiones anteriores. Las GeForce RTX 20 no se han vendido como NVIDIA esperaba, hay mucho stock, y aunque la competencia por parte de AMD está siendo suficiente para reducir aún más las ventas de dichas tarjetas gráficas la verdad es que NVIDIA se encuentra en una posición cómoda, es decir, no tiene motivos para lanzar una nueva generación gráfica.

Con esto claro podemos entender a la perfección que los de verde prefieran esperar, seguir limpiando stock de las RTX serie 20 y ver primero qué presenta AMD cuando lance las primeras tarjetas gráficas basadas en la arquitectura RDNA 2, algo que, curiosamente, también ocurrirá a finales de este mismo año.

Se comenta que NVIDIA podría optar por utilizar el proceso de fabricación de 10 nm de TSMC, más maduro y con una mayor tasa de éxito por oblea, pero esto podría acabar siendo problemático en términos de eficiencia y de temperaturas.

La RTX 3080 rendirá un 10% más que la RTX 2080 Ti

En otra supuesta filtración hemos tenido la oportunidad de ver las posibles especificaciones que tendrán los núcleos gráficos que darán forma a las RTX serie 30, y tenemos algunos datos bastante interesantes.

El GA102, que será la base de la RTX 3080 Ti, tendrá 5.376 shaders, 84 núcleos RT, bus de 384 bits y 12 GB de memoria GDDR6. Su rendimiento sería un 40% mayor que el de una RTX 2080 Ti, al menos en teoría.

Saltamos ahora al GA103, un chip que tendrá 3.840 shaders, 60 núcleos RT, bus de 320 bits y 10 GB de memoria GDDR6. Rendirá un 10% más que la RTX 2080 Ti, y podría ser utilizado en una RTX 3080 o RTX 3080 Super.

El GA104 será un chip que dará forma a la base de la gama alta. Tendrá 3.072 shaders, 48 núcleos RT, bus de 256 bits y 8 GB de GDDR6. Debería ser utilizado en las RTX 3070-RTX 3070 Super, y su rendimiento será un 5% más bajo que el de la RTX 2080 Ti.

La gama media estará formada por el GA106, un núcleo gráfico que sumará 1.920 shaders y 30 núcleos RT. Su bus de memoria será de 192 bits y vendrá con 6 GB de memoria GDDR6. Salvo sorpresa lo utilizarán las RTX 3060.

Finalmente tenemos el GA107, que dará forma a la RTX 3050 y puede que a la RTX 3050 Ti. Contará con 1.280 shaders y 20 núcleos RT, acompañados de un bus de 128 bits y 4 GB de GDDR6.

Os recuerdo que además de las mejoras inherentes al incremento de shaders, bus de memoria y demás es importante tener en cuenta las novedades que traerá Ampere a nivel de arquitectura. En este sentido se ha llegado a comentar que veremos un aumento del rendimiento en trazado de rayos de hasta el 50% frente a la generación actual.

Suena bien, pero todavía no hay nada confirmado, así que toca esperar. En cuanto a las RTX serie 20 algunas voces aseguran que NVIDIA las mantendrá en el mercado como alternativa más «económica» a las RTX serie 30, lo que ha disparado los rumores de una posible subida de precios en esa nueva generación gráfica. Tiene sentido, pero todo dependerá de lo que presente AMD a finales de año.

La entrada NVIDIA Ampere democratizará el trazado de rayos y utilizará el proceso de 10 nm de TSMC es original de MuyComputer