Rendimiento de DOOM Eternal en 4K: una RTX 2080 Ti puede moverlo en calidad máxima con medias de 83 FPS

El lanzamiento de DOOM Eternal está previsto para este mismo 20 de marzo, pero DSOGaming ha tenido acceso anticipado al juego y no ha dudado en publicar un análisis de rendimiento utilizando resolución 4K y calidad máxima.

Es importante tener en cuenta que, como ocurrió con DOOM 2016, en DOOM Eternal tendremos dos modos de calidad máxima, el tradicional, que estará disponible para todos aquellos que tengan una tarjeta gráfica actual de gama media, y el modo «pesadilla», que mejorará aún más los principales efectos gráficas, incluida la calidad de las texturas, y que tendrá un consumo de memoria total (en 4K), de más de 7,5 GB.

No está confirmado todavía, pero creo que esto es un indicativo claro de que el modo de calidad «pesadilla» podría estar reservado a aquellas tarjetas gráficas que cuenten con 8 GB de memoria gráfica. Tiene sentido, ya que dejaría fuer a los modelos de gama media que cuentan, en su mayoría, con 6 GB de memoria gráfica. Esto encaja también con la rumoreada RTX 2060 de 8 GB, una tarjeta gráfica que podría mover DOOM Eternal en calidad «pesadilla», cosa que la RX 5600 XT no podría hacer al contar con 6 GB.

Ya sé que he hilado muy fino, pero no podéis decirme que no tiene sentido. En cualquier caso lo importante es que el rendimiento de DOOM Eternal pinta realmente bien, tanto que creo que es probable que se acabe convirtiendo en uno de los juegos mejor optimizados y con mayor calidad gráfica de 2020.

DOOM Eternal funciona con total fluidez en 4K

La fluidez que consigue la RTX 2080 Ti en DOOM Eternal es absoluta. En el peor de los casos vemos caídas a 73 FPS en exteriores y con una gran concurrencia de enemigos atacando. Sin embargo, en interiores tenemos medias que rondan sin problema los 130 FPS.

Si comparamos estos resultados con los que obtendríamos en DOOM 2016 utilizando esa misma tarjeta gráfica se aprecia una diferencia notable, ya que el segundo tiene medias más elevadas (en exteriores es fácil rondar los 150 FPS). Esto es perfectamente comprensible, ya que DOOM Eternal utiliza el idTech 7, un motor gráfico que permite utilizar una geometría diez veces más compleja y que consigue, en resumen, una mayor calidad gráfica.

Por otro lado no debemos olvidar que DOOM 2016 utiliza el modo pesadilla solo en la calidad de las sombras y en el tamaño de la página de texturas, mientras que DOOM Eternal ofrece dicha opción en otros ajustes gráficos. Esto significa que el segundo está funcionando con unos ajustes más exigentes, y que por tanto es normal que ofrezca un rendimiento inferior.

En cualquier caso lo importante es que la fluidez que consigue la RTX 2080 TI es realmente buena, y que DOOM Eternal parece estar bien optimizado. Si os fijáis en la zona de la derecha veréis que el juego escala sin problemas en procesadores de ocho núcleos, distribuyendo la carga entre dichos núcleos con una media del 40% en cada uno de ellos.

DOOM Eternal estará disponible en PS4, Xbox One y Nintendo Switch. Las dos primeras recurrirán a la resolución 1080p dinámica para mantener un buen rendimiento en situaciones de alta carga gráfica, y la segunda debería hacer lo propio aunque en una franja más reducida que irá, casi con total seguridad, de los 720p a los 360p. Antes de terminar os recuerdo los requisitos mínimos y recomendados de DOOM Eternal para PC.

La entrada Rendimiento de DOOM Eternal en 4K: una RTX 2080 Ti puede moverlo en calidad máxima con medias de 83 FPS es original de MuyComputer