Una máquina de prueba COVID-19 ofrece resultados en 5 minutos y sin laboratorio

Una nueva máquina de prueba COVID-19 del fabricante de tecnología de atención médica Abbott, ha sido autorizada con carácter de emergencia por el regulador estadounidense FDA y promete ser la más rápida del mundo, garantizando además una alta efectividad.

Los datos que nos llegan día a día de fallecidos e infectados por el nuevo coronavirus son terribles, pero, sin olvidarlos, queremos arrancar la semana con noticias positivas. En China los contagios locales son ya prácticamente inexistentes y ofrecen esperanza al resto de países, mientras que Italia y España (aunque con altísimo coste) parecen encaminarse al pico de la curva de la pandemia.

Por otro lado, países como Estados Unidos y Reino Unido han entendido (por fin) que esto es una crisis sanitaria (y económica) de nivel planetario y están tomando medidas que seguramente (todos los países) deberían haber tomado mucho antes. Además de la ansiada vacuna y tratamientos efectivos, los desarrollos de alta tecnología también se están acelerando, sea respiradores mecánicos creados con impresión 3D, robots médicos o drones pandémicos.

Prueba COVID-19

«Pruebas, pruebas, pruebas…» reclamaban la semana pasada desde la Organización Mundial de la Salud a todos los países. El confinamiento por sí solo no es suficiente. Es un paso imprescindible que salva vidas. Ganamos tiempo; permite aumentar la producción de elementos de protección, respiradores o kits de diagnóstico; impide contagios aún más masivos en la misma línea temporal y ayuda a evitar el colapso de los centros sanitarios.

Pero hay que ir dando otros pasos como la prueba COVID-19. Permitirá a los sanitarios aislar y tratar a los infectados y a los investigadores conocer la verdadera realidad del alcance de la pandemia para poder gestionarla con mayor efectividad. A este respecto, nos llega información de una nueva máquina denominada Abbott ID NOW COVID-19 test que promete ser una excelente solución.

La máquina no ha sido aprobada de manera reglamentaria (hacen falta meses para ello), sino autorizado su uso con carácter de emergencia mientras dure la pandemia contra el SARS-CoV-2. En todo caso, aporta grandes ventajas. 

Primero es una máquina portátil  que se puede llevar a cualquier parte y que muestra resultados en el mismo lugar de las pruebas, sin necesitar viajes de ida y vuelta a los laboratorios. Debido a su pequeño tamaño (similar a una tostadora), puede usarse en lugares no tradicionales donde las personas pueden obtener sus resultados en cuestión de minutos, brindando una tecnología de prueba alternativa para combatir el nuevo coronavirus.

Su capacidad de detección es impresionante y solo necesita 5 minutos para los resultados positivos y 15 minutos para los negativos, la más rápida de su tipo. A diferencia de otras pruebas rápidas que se han utilizado en otros países (no siempre con la necesaria efectividad) esta solución de prueba rápida utiliza el método de prueba molecular, que funciona con saliva y mucosidades tomadas de un paciente.

Su funcionamiento está basado en la identificación de una parte del ARN del virus en un paciente, lo que significa que es más fiable para detectar la presencia real del virus durante la infección que las pruebas que buscan en la sangre anticuerpos y que pueden estar presentes en pacientes recuperados que no tienen el virus activamente. No se ha facilitado el grado de efectividad real o los falsos positivos, pero se espera sean bastante fiables para tratarse de kits rápidos. Abbott dice que aumentará la producción de estas máquinas y que podrá fabricar un alto número diariamente.

Hay proyectos similares en marcha en otros países y en las próximas semanas la prueba COVID-19 debería haberse extendido en buen grado. Es otro paso muy necesario además de mantener el distanciamiento social que nos ha tocado vivir. Ánimo con ello.

La entrada Una máquina de prueba COVID-19 ofrece resultados en 5 minutos y sin laboratorio es original de MuyComputer