Xbox Series X tendrá un modelo de compra financiada y apunta a un importante aumento de precio

Phil Spencer, jefe de la división de Xbox en Microsoft, ha confirmado que Xbox Series X tendrá un modelo de compra financiada específicamente desarrollado para facilitar el acceso de los usuarios a su consola de nueva generación, un detalle muy interesante que nos permite leer algo importante entre líneas.

Os pongo en situación. Cuando se produjo el lanzamiento de Xbox One, cuyo precio de partida fue de 499 euros por venir acompañada de Kinect, Microsoft no se planteó en ningún momento la idea de ofrecer un modelo exclusivo de financiación, una situación que se repitió posteriormente con el lanzamiento de Xbox One X, consola que llegó a España con ese mismo precio, 499 euros.

¿Por qué no ofreció Microsoft un plan de financiación entonces y sí quiere hacerlo con Xbox Series X? Es la pregunta más importante que debemos hacernos, y tenemos dos respuestas posibles. La primera es que quizá los de Redmond quieran facilitar al acceso a su nueva consola a todo el mundo, y la segunda es que podría ser una medida para intentar minimizar el impacto que tendría una importante subida de precio.

Es simple, muchas fuentes han comentado que Xbox Series X podría rondar los 600 euros, y una minoría incluso ha llegado a comentar que el precio de venta sería incluso mayor. Recuerdo perfectamente que PS3 llegó al mercado con precio de 599 euros en su configuración con HDD de 60 GB, y PS1, la primera consola de Sony, arrancó en España con un precio de 114.900 pesetas, unos 690 euros.

No sería una locura pensar que Xbox Series X pueda llegar al mercado por 600 o incluso 700 euros, sobre todo teniendo en cuenta que la compañía de Redmond dejó claro que este modelo forma parte de una serie, y que por tanto podríamos ver otras versiones con una potencia inferior, la rumoreada Xbox Series S, cuyo precio de venta rondaría los 400 euros.

Xbox Series X y Xbox Series S: dos consolas para llegar todos los usuarios

Soy de los que había defendido la idea de que Xbox Series X debería llegar al mercado con un precio de 499 euros, de hecho sigo pensado que sería la mejor opción para Microsoft si quiere acelerar la implantación de su consola de nueva generación, pero con Xbox Series S en la ecuación entiendo que la realidad podría cambiar, y mucho.

Hasta ahora habíamos valorado la posibilidad de que Xbox Series X tuviera un lanzamiento a ese precio y que Xbox Series S rondase los 300 euros, el mismo precio que tiene ahora mismo Xbox One X. Tiene sentido, ya que esta última podría ser objeto de liquidación por unos 200 euros y Xbox One S quedaría como una opción de bajo coste por unos 100 euros, aproximadamente.

El problema es que la idea de que Xbox Series X llegue al mercado por 600 euros y que Xbox Series S aterrice por 400 euros encaja mejor, es decir, permitiría a Microsoft una integración más escalonada de los nuevos modelos con los ya existentes y le permitiría seguir monetizando Xbox One X y Xbox Series S sin tener que asumir una importante reducción de precios.

De momento ambas puertas están abiertas, aunque tras ver la apuesta de Microsoft por la financiación de Xbox Series X empiezo a creer que dicha consola va a ser un modelo «premium» o «tope de gama» y que su precio será más alto de lo esperado. Por contra, Xbox Series S quedará como la versión de consumo general «asequible» para el consumidor medio. Antes de terminar os recuerdo las características de ambas consolas, tened en cuenta que las de Xbox Series S no están confirmadas.

Especificaciones de Xbox Series X

  • Procesador Zen 2 de ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,6 GHz.
  • 16 GB de GDDR6 sobre un bus de 320 bits: 10 GB con un ancho de banda de 560 GB/s y 6 GB con un ancho de banda de 336 GB/s.
  • GPU Radeon RDNA 2 con 3.328 shaders a 1.825 MHz (12 TFLOPs) con hardware para trazado de rayos.
  • SSD NVME de 1 TB ampliable fácilmente gracias al formato tipo tarjeta que utiliza Xbox Series X a 2,4 GB/s brutos y 4,8 GB/s comprimidos.
  • Soporte de almacenamiento externo vía USB 3.2.
  • Lector de discos Blu-ray 4K.
  • Chip de sonido 3D.
  • FreeSync, HDR10 y soporte de tecnologías avanzadas para mejorar la experiencia de uso, como Auto Low Latency Mode, que reduce la latencia.

Especificaciones de Xbox Series S

  • Procesador Zen 2 de ocho núcleos y dieciséis hilos a 3,1 GHz.
  • 12 GB de GDDR6 sobre un bus de 320 bits.
  • GPU Radeon RDNA 2 con una potencia de 4 TFLOPs y hardware para trazado de rayos.
  • SSD NVME de 1 TB ampliable fácilmente gracias al formato tipo tarjeta que utiliza Xbox Series X a 2,4 GB/s brutos y 4,8 GB/s comprimidos.
  • Soporte de almacenamiento externo vía USB 3.2.
  • Lector de discos Blu-ray 4K.
  • Chip de sonido 3D.
  • FreeSync, HDR10 y soporte de tecnologías avanzadas para mejorar la experiencia de uso, como Auto Low Latency Mode, que reduce la latencia.

La entrada Xbox Series X tendrá un modelo de compra financiada y apunta a un importante aumento de precio es original de MuyComputer