Google Meet también quiere su pedazo del pastel

Google Meet es la solución de videoconferencia profesional del gigante de Internet. Hasta ahora se la conocía como Hangouts Meet y entre sus características destaca la de ofrecer reuniones de hasta 250 participantes, vídeo en streaming en directo para hasta 100.000 usuarios en un único dominio y la capacidad de grabar y guardar las videoconferencias en Google Drive.

Pero no es gratis: Google Meet tiene un precio de 25 dólares por mes y usuario. Sin embargo, desde principios de marzo y hasta el próximo 1 de julio, la compañía ofrece acceso gratuito a todos sus clientes de G Suite y G Suite for Educationen todo el mundo de manera gratuito, todo a causa del coronavirus… y de la oportunidad de atraer nuevos usuarios es inmejorable.

A causa de la pandemia de coronavirus y del auge que ha experimentado el teletrabajo a razón de la situación hemos visto en las últimas fechas como las soluciones de llamadas de video y videoconferencia han pegado un subidón que ni sus propios responsables esperaban; y en los últimos días hemos visto anuncios más insólitos si cabe, a destacar el de Telegram, que por fin implementará llamas grupales.

Pero lo mismo se puede decir de Microsoft con Skype Meet Now o de Facebook con su Messenger: los grandes nombres de las comunicaciones a través de Internet están reaccionando en la medida de sus posibilidades para no p´erder la combra. Y Google Meet, por supuesto, quiere su pedazo del pastel.

El caso de Google Meet es especialmente delicado porque los tropiezos de la compañía con las aplicaciones de mensajería vienen de lejos y no consiguen hacerse con el hueco que por tamaño les correspondería. Así, están modificando su estrategia a toda prisa para poder ofrecer algo consistente que comienza por el sector profesional, pero que seguirá por el de consumo, que es donde tienen su granero de usuarios.

Haciendo un repaso rápido, Google Hangouts ha pasado a mejor vida, pero solo en parte: se bifurcó primero en la forma de Hangouts Meet y Hangouts Chat y ahora hace lo propio como Google Meet y Google Chat. El siguiente paso es el de integrar ambas herramientas en su gran caballo de batalla, Gmail, tal y como reportan en 9to5Google. Y aunque la estrategia es la misma: primero los que pagan y después el resto, solo con el resto van a poder llegar a buen puerto.

Por lo cual, espera cambios a este respecto en Gmail, porque no deberían tardar mucho en llegar. Y es que con Google Duo, por más que lo intenten, no parece que vayan a ningún sitio, visto el ímpetu que le está poniendo la competencia. Mientras se hace realidad lo de Google Meet para todos, aquí tienes diez aplicaciones de videoconferencia gratuitas para hacer más llevadero el confinamiento.

La entrada Google Meet también quiere su pedazo del pastel es original de MuyComputer