AMD Zen 4 utilizará memoria DDR5 a 8.400 MHz en 2022

Una reciente filtración asegura que AMD no empezará a dar el salto a la memoria DDR5 hasta el lanzamiento de Zen 4, una arquitectura que marcará un salto importante tanto a nivel de proceso de fabricación como de plataforma, y que marcará el final de la retrocompatibilidad con el socket AM4 y las plataformas actuales.

Cuando AMD anunció Zen de primera generación prometió una retrocompatibilidad sostenida que ha cumplido sin ningún problema. La inmensa mayoría de las placas base lanzadas en 2017 son compatibles con los procesadores Zen 2 lanzados desde 2019 hasta hoy, y según las últimas informaciones que he tenido la oportunidad de ver parece que también darán soporte a los procesadores basados en Zen 3, cuyo lanzamiento está previsto para finales de este mismo año.

Si estas previsiones se cumplen (es lo más probable), la plataforma AM4 habrá sido una de las más rentables y longevas que recuerdo. No obstante todo tiene un final, y en este caso el socket AM4 terminaría su ciclo de vida con el lanzamiento de Zen 4, cuya llegada se espera para finales de 2021 o mediados de 2022.

Zen 4: fabricado en 5 nm y con soporte de DDR5

El final de esa retrocompatibilidad con las placas base AM4 actuales tiene una explicación doble. Por un lado vemos que Zen 4 marcará el salto al proceso de 5 nm, un avance importante frente al proceso de 7 nm que utiliza Zen 2 y que mantendrá Zen 3.

Gracias a la reducción de proceso esperamos que AMD sea capaz de mejorar de forma notable la eficiencia y el rendimiento de los procesadores Zen 4, de hecho no descarto que la compañía de Sunnyvale aproveche tan importante transición para introducir cambios profundos a nivel de microarquitectura, manteniendo, eso sí, la base MCM (módulo multi-chip).

Lo más fácil para AMD sería mantener la base actual y reducir el proceso de fabricación tanto de los chiplets (unidades CCD), que pasarían de los 7 nm a los 5 nm, como del chip I/O, que ahora mismo utiliza el proceso de 12 nm. También podríamos encontrarnos con soporte de nuevas instrucciones, mejoras en las memorias cachés (más cantidad y menores latencias) y un aumento del número de núcleos e hilos.

Por lo que respecta al soporte de la memoria DDR5 está claro que esto podría ayudar en gran medida a impulsar el rendimiento de los procesadores Zen 4. Ya sabemos que la arquitectura MCM que utiliza AMD tiene una marcada dependencia de la memoria RAM. Utilizar una memoria más rápida y con una latencia inferior afecta de forma positiva al rendimiento del procesador.

La memoria DDR5 funcionará a una frecuencia base de 3.200 MHz, pero alcanzará máximos de 8.400 MHz y tendrá un consumo inferior y una capacidad mayor. En el cuadro adjunto podemos ver una sencilla comparativa de esta frente a la DDR4.

La entrada AMD Zen 4 utilizará memoria DDR5 a 8.400 MHz en 2022 es original de MuyComputer