Zen 3 tendrá un IPC más alto de lo esperado, ¿podrá hacerle frente Intel?

Una filtración que proviene, en teoría, de dos OEMs muy conocidos asegura que las primeras muestras de ingeniería de Zen 3 están demostrando un aumento del IPC más grande de lo que se esperaba, un dato muy positivo al que se une, además, una eficiencia energética superior a la que hemos visto en Zen 2.

Como recordarán nuestros lectores habituales las primeras informaciones indicaban que Zen 3 iba a traer cambios profundos a nivel de microarquitectura. No esperamos un aumento importante del número de núcleos e hilos en los Ryzen 4000 frente a la generación actual, algo que francamente me parece acertado, ya que con 16 núcleos y 32 hilos tenemos más que suficiente en el mercado de consumo general, pero sí que habrá un salto considerable en términos de IPC.

Se hablaba de una mejora del IPC de hasta el 17%, pero según esta nueva filtración las primeras muestras han llegado a ofrecer una mejora del IPC de hasta el 20%. Pongamos este dato en perspectiva, ahora mismo los Ryzen 3000, basados en Zen 2, tienen un IPC casi idéntico al de los Core 9000 y Core 10000 de Intel, aunque estos procesadores alcanzan frecuencias de trabajo más elevadas, lo que les permite mantener la corona del rendimiento monohilo.

Esa mejora del 20% en IPC frente a Zen 2 sería un auténtico mazazo para Intel, ya que dejaría al gigante del chip sin ningún arma contra AMD. En esta ocasión ni siquiera las altas frecuencias de trabajo de los diseños de núcleo monolítico que utiliza Intel podrían compensar un aumento tan grande del IPC, lo que significa que los procesadores basados en Zen 3 no solo tendrán un mayor rendimiento multihilo, sino que además también tendrán una mayor potencia en monohilo.

Si a todo eso unimos las mejoras en términos de eficiencia la conclusión que tenemos es clara, Intel estaría en problemas, y su única salida es dar el salto de una vez al proceso de 10 nm++ (Ice Lake utiliza el proceso 10 nm+, pero está limitado al procesadores de bajo consumo para portátiles).

Zen 3 competirá con Rocket Lake-S

Eso es lo que nos dicen las fechas que hemos ido viendo hasta ahora. AMD lanzará Zen 3 a finales de este mismo año, aunque el debut de los procesadores de consumo general (Ryzen 4000) podría demorarse hasta el primer trimestre de 2021. Intel, por contra, lanzará los procesadores Comet Lake-S a finales de este mes, y a finales de año presentará los procesadores Rocket Lake-S que, en teoría, coexistirán con aquellos.

Los procesadores Rocket Lake-S serán una última vuelta de tuerca al proceso de 14 nm y se diferenciarán con un «+» adicional, es decir, 14 nm+++. A diferencia de los procesadores Comet Lake-S, que han llegado a los 10 núcleos y 20 hilos, tendrán solo 8 núcleos y 16 hilos, pero contarán con núcleos Willow Cove, los mismos que utilizan los procesadores Tiger Lake (10 nm++ de bajo consumo para portátiles), lo que significa que traerán un importante salto en términos de IPC (entre un 20% y un 25%).

Si esto se confirma Intel tendrá una generación competitiva en términos de IPC, Rocket Lake-S, pero no podrá competir con Zen 3 en conteo de núcleos, ya que los procesadores Ryzen 4000 basados en dicha arquitectura tendrán configuraciones de hasta 16 núcleos y 32 hilos.

La eficiencia y las temperaturas de trabajo son dos temas aparte. Ya hemos visto los niveles que alcanza Comet Lake-S, un Core i9 10900K llega a los 93 grados y consume 234 vatios trabajando a frecuencias de stock, unos valores nada buenos que confirman que el proceso de 14 nm ha tocado techo, y que Intel tiene que abandonarlo cuanto antes si quiere poder seguir compitiendo de verdad con AMD.

La entrada Zen 3 tendrá un IPC más alto de lo esperado, ¿podrá hacerle frente Intel? es original de MuyComputer