Nuestros lectores opinan: ¿qué te parecen los «remakes» de juegos clásicos?

Los remakes de juegos clásicos de los noventa se han convertido en una constante durante los últimos años, aunque sin duda los mejores exponentes los encontramos en Resident Evil 2 y Resident Evil 3, y en el reciente Final Fantasy VII Remake.

El concepto de «remake» es verdaderamente complicado por todas las implicaciones que tiene. La base común la tenemos clara y está plenamente aceptada por todos, pero a partir de ella hay una serie de puntos que no todo el mundo comparte y que no están, por tanto, grabados en piedra.

Esa base común de la que parten los «remakes» de juegos clásicos es simple: poner al día el apartado gráfico del juego, y en sentido amplio. No hablamos de los cambios asociados a una remasterización, sino de modificaciones mucho más profundas, tanto que prácticamente podríamos hablar de crear un juego nuevo.

Justo ahí, cuando salimos de esa base, es donde surgen los problemas. Los «remakes» de juegos clásicos implican cambios tan profundos a nivel técnico que casi nunca es viable mantener las mismas mecánicas a nivel de jugabilidad, narrativa y desarrollo. En este sentido Final Fantasy VII Remake es el mejor ejemplo, ya que ha modificado de forma notable la jugabilidad y ha introducido combates en tiempo real combinados con momentos «por turnos». Para muchos ha sido un acierto, para otros una decisión que se aleja demasiado de la esencia del original.

Nos puede gustar más o menos, pero al final crear un remake de un juego no obliga a mantener todas sus claves, es una de esas cosas que no están grabadas en piedra, como hemos dicho. No hay que trasladarlo punto por punto, se puede mantener su calidad y su esencia sin hacer una copia exacta del mismo. Resident Evil 2 Remake es un buen ejemplo de ello, y Final Fantasy VII Remake también.

Con Resident Evil 3 Remake tengo sensaciones enfrentadas, ya que aunque es cierto que a nivel técnico es impecable y tiene momentos sobresalientes, Capcom llevó a cabo un desarrollo demasiado simplificado y omitió momentos muy importantes del clásico de finales de los noventa, lo que afectó negativamente al producto final.

Juegos clásicos y «remakes»: ¿qué título te gustaría ver «rehecho»?

A título personal debo decir que me gustan los «remakes» de juegos clásicos. Me parece fantástico volver a disfrutar de un juego que marcó mi juventud con un acabado gráfico actual y una jugabilidad renovada, ya que esto hace que al final la experiencia sea una mezcla entre nostalgia y nuevas sensaciones, algo que, en muchas ocasiones, resulta único.

Hay muchos juegos que me gustaría ver en un «remake» actual, aunque ahora mismo me vienen a la cabeza dos clásicos que me enamoraron en su momento. Uno de ellos es Shadow Dancer en su versión para recreativas. Tras ver el buen trabajo que han hecho DotEmu, Lizardcube y Guard Crush Games con Streets of Rage 4 me vino a la cabeza lo bien que podría quedar un remake de Shadow Dancer con un enfoque «pixel perfect» similar, aunque con un tono más realista y acorde al estilo del arcade original.

MDK es otro de los juegos que me gustaría ver en un «remake». En su momento fue todo un referente y marcó un importante punto de inflexión gracias a su acabado técnico, su excelente ambientación y su jugabilidad, y lo mejor de todo es que estaba tan bien optimizado que funcionaba bien a partir de un Pentium a 90 MHz.

Ver los escenarios del MDK clásicos recreados en un motor gráfico 3D actual sería verdaderamente espectacular, aunque por desgracia lo veo poco probable. Ahora os toca a vosotros, ¿qué juegos os gustaría ver actualizados en forma de «remake»?

La entrada Nuestros lectores opinan: ¿qué te parecen los «remakes» de juegos clásicos? es original de MuyComputer