El precio de las tarjetas gráficas podría subir a finales de año «por culpa» de Xbox Series X y PS5

La demanda de la memoria GDDR6, pieza clave en las tarjetas gráficas de la presente generación, vivirá un importante incremento a finales de este mismo año, fecha en la que se producirá el lanzamiento de las nuevas tarjetas gráficas de NVIDIA, la serie RTX 30, y de AMD, las Radeon RX 6000 (RDNA2). También tendrá un impacto notable la llegada de Xbox Series X y PS5, dos consolas que utilizan 16 GB de memoria GDDR6 unificada.

Debido al impacto que está teniendo la pandemia del COVID-19 en la industria tecnológica el aumento de precios que hemos visto en algunos componentes ha sido relativamente bajo, pero esta tendencia va a cambiar en la recta final del año, y la memoria GDDR6 va a ser uno de los grandes protagonistas.

Tenemos que considerar tres grandes claves. La primera es el lanzamiento de la nueva generación de tarjetas gráficas de NVIDIA y de AMD, que supondrá un incremento de la demanda de memoria GDDR6. En segundo lugar tenemos el lanzamiento de Xbox Series X y PS5, que también afectará a la demanda de dicho tipo de memoria gráfica, y por último tenemos el hecho de que solo Samsung y Micron fabrican este tipo de memoria, y SK Hynix no empezará a producir memoria GDDR6 hasta finales de este año.

tarjetas gráficas

Tarjetas gráficas más caras: ¿afectará a la memoria RAM?

Desde TrendForce comentan que el precio de la memoria GDDR6 podría subir de forma considerable a finales de este año, y que esto tendría, obviamente, consecuencias en el precio de las tarjetas gráficas de nueva generación.

En este sentido hay que matizar que tanto NVIDIA como AMD aumentarán la cantidad de memoria GDDR6 integrada de algunas de sus nuevas tarjetas gráficas, lo que significa que tendrán que comprar más chips y que el precio de estos será mayor. Tenemos, por tanto, un incremento de costes doble que podría afectar de forma considerable al precio de venta de esas nuevas tarjetas gráficas.

Por otro lado debemos valorar el impacto que esta subida de la demanda podría tener en la producción de memoria DRAM, y es que la mayor penetración de la memoria GDDR6 podría forzar a los grandes del sector a reducir recursos destinados a la producción de memoria DRAM para aumentar la producción de dicho tipo de memoria gráfica. Si esto ocurre y la demanda de la memoria RAM se mantiene o aumenta su precio podría subir, aunque de una manera menos marcada que en el caso de la GDDR6.

Seguiremos de cerca la evolución de los precios durante la recta final del año, pero si se confirma esa subida de precios el coste de la nueva generación gráfica de NVIDIA y de AMD podría ser más alto de lo que habíamos imaginado.

La entrada El precio de las tarjetas gráficas podría subir a finales de año «por culpa» de Xbox Series X y PS5 es original de MuyComputer