Así de impresionante es el despliegue final de los satélites Starlink de Space X

Space X sigue lanzando satélites Starlink a buen ritmo para completar el proyecto de «Internet espacial» más avanzado de los que están en marcha.

Pocos días después que la cápsula Crew Dragon atracara en la Estación Espacial Internacional, completando la parte más importante de una misión espacial histórica ya que era la primera vez que una compañía comercial llevaba astronautas al espacio, Space X volvió a lanzar otro grupo de satélites Starlink al espacio.

Y es que no hay tiempo que perder si la compañía quiere llegar a tiempo para la puesta en marcha este mismo año de un servicio de banda ancha vía satélite, que cuando esté completo ofrecerá velocidades de 1 Gbps, latencias de 25 ms y una gran cobertura que cubrirá todo el planeta incluyendo zonas rurales o poco accesibles donde no llega la banda ancha actualmente por motivos técnicos, pero también comerciales.

La Internet Espacial o la capacidad de ofrecer servicios de Internet de banda ancha desde el espacio es un nuevo campo de juego para la industria de las telecomunicaciones y son varias empresas las que tienen proyectos en marcha. Desde Amazon con la división espacial de la compañía de Jeff Bezos, Blue Origin, a compañías como Kepler, Telesat Canada, OneWeb, LeoSat o la española Hispasat.

Satélites Starlink, una megaconstelación para la Internet Espacial

El proyecto de Space X es el más ambicioso y el que más avanzado va. El proyecto contempla una megaconstelación de hasta 42.000 satélites, si bien, solo serían necesarios unos 800 para poder ofrecer una cobertura a Internet «moderada» (según palabras de Musk) y unos 1.500 para un arranque efectivo (limitado) que se espera en este mismo 2020.

Internet Espacial

Los satélites Starlink se están situando en una órbita de 550 km. Tienen un tamaño de una caja de zapatos y funcionarán en una red mesh que operará en el espectro de los 40GHz a los 75GHz para comunicarse entre ellos, a la vez que utilizarán las frecuencias de radio Ka/Ku para enviar la señal a receptores terrestres.

SpaceX ha compartido la «secuencia de despliegue del carenado» de la última misión en un vídeo subido a YouTube. Una cámara montada en la mitad del carenado, o cono de nariz, capturó la visión épica de una secuencia donde las dos piezas del cohete Falcon 9 cae a la Tierra. Las dos mitades del carenado están diseñadas para proteger las cargas útiles a bordo del Falcon 9 cuando el cohete los pone en órbita, en este caso un bloque de 60 satélites Starlink.

También podemos ver que el refuerzo de la segunda etapa explota rápidamente fuera de la pantalla a medida que los carenados comienzan a descender de regreso a la Tierra. Recordemos que la primera etapa de Falcon 9 es una obra de ingeniería que destaca por su capacidad de reutilización, al ser capaz de aterrizar de forma autónoma y volar de nuevo. SpaceX está tratando de reciclar la mayor cantidad de partes posible del cohete.

La parte negativa de este proyecto (y otros similares que están en marcha) son los miles de objetos que tendrán que colocarse en órbita. Algunos astrónomos han expresado su preocupación por esta mega constelación de satélites y sugieren que podrían obstaculizar las observaciones del cosmos. Elon Musk confía en que no tendrá ningún impacto en la aventura espacial en la que está participando su propia empresa.

La entrada Así de impresionante es el despliegue final de los satélites Starlink de Space X es original de MuyComputer