Tienes intrusos en tu red Wi-Fi: ¿qué medidas deberías tomar?

Si notas que tu conexión a Internet va lenta, tiene una latencia enorme y no encuentras una explicación tengo malas noticias, lo más probable es que tengas intrusos en tu red Wi-Fi.

Puede que estés pensando que eso es imposible, que vives en una comunidad tranquila y que esas cosas no son frecuentes, pero la realidad es muy distinta, de hecho tuve la mala suerte de sufrirlo hace unos años, y tardé bastante en darme cuenta del problema precisamente porque pensaba de esa manera, es decir, no creía que pudiera tener a un vecino robándome el Wi-Fi.

Os cuento mi caso. Una tarde, de repente, noté que mi conexión a Internet no funcionaba como debería. En tareas básicas de navegación y la experiencia no era mala, pero había perdido esa fluidez y esa respuesta casi instantánea que tenía antes, y jugando online a títulos muy sensibles a la latencia tenía una inestabilidad muy grande y unos picos muy marcados.

Por ejemplo, en League of Legends podía estar un rato con medias de 40 ms y, de repente, tener picos durante varios minutos a 600 o 1.000 ms. Era imposible jugar, de hecho perdí varias partidas por este problema. Tras darle muchas vueltas, revisar la configuración y hablar con mi proveedor me di cuenta de dónde estaba el problema.

Al revisar el historial de dispositivos conectados al router (puedes hacerlo a través de la interfaz del mismo, a la que accederás escribiendo 192.168.0.1 en tu navegador) me di cuenta de que había tenido un intruso, un portátil de un vecino que había entrado en mi red Wi-Fi había sido el responsable del calvario que había sufrido durante días.

intrusos en tu red Wi-Fi

¿Qué hacer si tienes intrusos en tu red Wi-Fi?

El primer paso es constatar que, efectivamente, tienes intrusos en tu red Wi-Fi. Puede parecer redundante, pero como hemos dicho muchas personas no piensan en esta posibilidad como una de las principales causantes de sus problemas de conexión a Internet.

Para descubrir si tienes intrusos en tu red Wi-Fi puedes revisar, como dijimos, el historial de dispositivos conectados a través de la interfaz del router. También existen muchas aplicaciones gratuitas que realizan esta función, y si tienes un router FRITZ!Box podrás visualizar los dispositivos conectados en tiempo real desde tu smartphone con la aplicación FRITZ!App WLAN de AVM.

Una vez que has descubierto al intruso la solución más sencilla para que deje de robarte el Wi-Fi es cambiar la contraseña. Puedes hacerlo también a través de la interfaz del router. Si quieres reforzar la seguridad de tu conexión y ponerles las cosas más difíciles a los intrusos puedes añadir un paso más: ocultar el nombre de tu conexión. Esto hará que tu red Wi-Fi no se muestre directamente al realizar un escaneado de las redes disponibles que estén al alcance de los atacantes.

De esa manera reducirás enormemente la posibilidad de tener intrusos en tu red Wi-Fi, ya que estos deberán conocer tu nueva contraseña y también el nombre de tu red. Utilizar un nombre de red largo y complejo y una contraseña sin sentido que combine números, mayúsculas y caracteres especiales es imprescindible para reforzar la seguridad de nuestra conexión Wi-Fi.

Si lo deseas también puedes añadir una capa de seguridad adicional creando listas blancas de filtrado MAC. Siguen siendo una opción bastante sólida para proteger una red Wi-Fi, aunque es recomendable que, si recurres a esta opción, crees una red de invitados para compartir fácilmente el Wi-Fi con tus visitas.

¿Has tenido intrusos en tu red Wi-Fi en alguna ocasión? ¿Cómo crees que pudo ocurrir? En mi caso lo tengo claro, aunque fue hace muchos años, pequé de exceso de confianza y no cambié la contraseña por defecto.

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

La entrada Tienes intrusos en tu red Wi-Fi: ¿qué medidas deberías tomar? es original de MuyComputer