A Facebook no le preocupa tu seguridad (y al FBI tampoco)

Si vamos a hablar de Facebook, creo que no está de más empezar recordando el Evangelio de Mateo: Guardaos de los falsos profetas, que vienen a vosotros con vestidos de ovejas, pero por dentro son lobos rapaces. Creo, y lo siento si a alguien le parece una apreciación un tanto dura, que las palabras del apóstol definen a la perfección cómo debemos actuar frente a la red social. De las reservas que debemos tener siempre que, por una razón o por tengamos que emplear Facebook.

Hace solo unos días hablábamos en MuyComputer del precio que puede empezar a pagar la red social por su política con respecto a las fake news y la propagación de los mensajes de odio en Internet. No siempre comparto las opiniones de Enrique Dans, pero sin duda su Parar la cadena del odio me pareció tremendamente acertado, amén de profusamente documentado. Creo que no merece la pena abundar mucho más en este punto, solo reseñarlo como introducción a otra actitud de Facebook que me parece igualmente reprochable, y que no debe pasar desapercibida.

Toda la información en muyseguridad

La entrada A Facebook no le preocupa tu seguridad (y al FBI tampoco) es original de MuyComputer