Los Mac ARM no podrán ejecutar Windows

Los Mac ARM que se comercialicen bajo el programa Apple Silicon no tendrán la capacidad de ejecutar Windows, al menos por el momento. El motivo parece residir en las licencias de uso y no en cuestiones técnicas, pero es una cuestión a clarificar.

Boot Camp es un software de Apple que permite instalar Windows en un Mac de manera nativa y con soporte oficial. La herramienta permite crear una partición adicional en la unidad de almacenamiento para instalar Windows. A partir de ahí el usuario puedas elegir entre arrancar macOS o el sistema operativo de Microsoft en una configuración dual muy similar a la que utilizamos para instalar varios sistemas operativos en el mismo equipo con gestión de arranque con el GRUB de Linux.

Presentado por primera vez en 2006 cuando llegaron las primeras computadoras Mac con chips Intel y tras realizar la transición desde los procesadores Power PC, Boot Camp ha facilitado la instalación de Windows en ordenadores personales de Apple. Por supuesto, macOS es la elección preferente en un Mac, pero te sorprendería saber la cantidad de usuarios que también instalan Windows, para correr aplicaciones que no tiene el ecosistema de Apple o juegos donde la oferta es muy inferior a la que ofrece la de Microsoft.

Dicho lo cual, Boot Camp apunta a quedar fuera de juego como una consecuencia más de Apple silicon, el bombazo que confirmamos en la keynote del WWDC 2020 por el que Apple cambiará de arquitectura, de los x86 de Intel a los RISC de ARM. Aunque algunos medios lo han achacado inicialmente a cuestiones técnicas, no parece ser el caso.

Microsoft tiene un programa propio para soportar la arquitectura con un sistema «Windows sobre ARM» que podría ejecutarse. La cuestión es que el gigante del software solo licencia esta versión para sus socios OEM que lo utilicen en equipos nuevos. Ciertamente, no es la mejor versión de Windows que puedes encontrar y si no la estiman los usuarios de Windows, principalmente por sus limitaciones en rendimiento y ejecución de aplicaciones, tampoco será una experiencia extraordinaria en los Mac.

Microsoft está trabajando estrechamente con Apple para garantizar que su software estrella, Office, esté listo para los Mac ARM desde el lanzamiento de los primeros equipos a finales de este año, pero no se ha comentado nada de la eliminación del soporte Boot Camp. Es posible que ambas compañías sigan trabajando para obtener algún tipo de soporte, pero eso requeriría que Microsoft abra de manera más amplia las licencias de Windows 10 para equipos con ARM.

La solución por el momento, llegará del uso de las tecnologías de virtualización. Apple la usará para correr algunos tipos de aplicaciones propias y también se ha confirmado las de Linux y no hay razón para que las de Windows se incluyan. No se conoce si Apple ofrecerá una máquina virtual al cliente, pero los usuarios podrán usar software como Parallels Desktop.

La entrada Los Mac ARM no podrán ejecutar Windows es original de MuyComputer