Intel confirma que Alder Lake-S utilizará el socket LGA 1700

Alder Lake-S será la sucesora de Rocket Lake-S, una arquitectura con la que Intel apostará por la estructura big.LITTLE para dar forma a una configuración bastante curiosa ya que, en teoría, los procesadores más potentes basados en dicha arquitectura contarán con una configuración de ocho núcleos de alto rendimiento y ocho núcleos de bajo consumo. Sí, esto quiere decir que tendrán un total de 16 núcleos, y que estos podrán trabajar de forma simultánea cuando sea necesario.

Interesante, pero debemos tener en cuenta que la serie Alder Lake-S combinará dos bloques de núcleos con un rendimiento muy distinto. El primer bloque montará hasta ocho núcleos de alto rendimiento basados en la arquitectura Golden Cove, cuyo IPC será superior al de los núcleos Willow Cove, presentes en Tiger Lake y en Rocket Lake-S, y el segundo bloque utilizará hasta ocho núcleos Gracemont, arquitectura que sucede a Tremont, ambas utilizadas en la serie de procesadores Atom.

Contar con una configuración de este tipo permite gestionar de una manera más eficiente la ejecución de tareas multihilo en función de la carga de trabajo que estas representen. Por ejemplo, si ejecutamos una aplicación intensiva que puede paralelizar de forma óptima en un máximo de seis núcleos, un procesador Alder Lake-S dividiría esa carga en seis de los ocho núcleos del bloque de alto rendimiento. Si la carga de trabajo es menos intensa podría hacer lo propio con los núcleos de bajo consumo.

Alder Lake-S utilizará el socket LGA 1700 y soportará DDR5

La web oficial de Intel ha confirmado la existencia de Alder Lake-S, y también el socket LGA 1700. Como ya vimos en ocasiones anteriores esta nueva arquitectura no solo marcará una importante evolución por su  configuración big.LITTLE y por los aumentos en términos de IPC que promete, sino también por todo lo que representa a nivel de plataforma.

Según las últimas informaciones que hemos tenido la oportunidad de ver las placas base con socket LGA 1700 soportarán memoria DDR5 y utilizarán el estándar PCIE Gen4, y tendrán un ciclo de vida de entre dos y tres años. Una de las grandes cuentas pendientes que tiene Intel es, precisamente, la longevidad de sus plataformas, y parece que con Alder Lake-S podrían empezar a «redimirse».

Si todo va según lo previsto el lanzamiento de Alder Lake-S se producirá en algún momento de 2021. No tenemos claro qué proceso de fabricación utilizará esta arquitectura, pero teniendo en cuenta que Rocket Lake-S reutilizará los 14 nm (versión +++), lo más sensato sería que aquella diese el salto, por fin, a los 10 nm.

La sucesora de Alder Lake-S será Meteor Lake-S, una arquitectura sobre la que apenas tenemos información. Solo sabemos que debería llegar entre 2022 y 2023, que será compatible con el socket LGA 1700 y que utilizará memoria DDR5.

Alder Lake-S

La entrada Intel confirma que Alder Lake-S utilizará el socket LGA 1700 es original de MuyComputer