Microsoft Edge no importa datos de otros navegadores: los roba… pero te los ‘devuelve’ si se lo pides

El nuevo Microsoft Edge se está haciendo hueco en Windows 10 a marchas forzadas y a pesar de que se trata posiblemente del mejor navegador web que hayan lanzado los de Redmond nunca, algo en lo que quizás la firma estadounidense debería confiar para posicionarlo entre los usuarios, la realidad es otra y las quejas por el intrusismo de la aplicación ya comienzan a dejarse sentir en diferentes foros de Internet.

Nos hacíamos eco de ello la semana pasada: muchos usuarios denunciaban que Microsoft Edge importaba sus datos desde otros navegadores sin ningún consentimiento y sin siquiera ejecutarlo, pues -esta es otra crítica a la distribución agresiva que están planteando desde Microsoft- esta nueva actualización lo integra en la configuración de inicio del sistema.

Es decir, una vez se ha instalado el nuevo Microsoft Edge vía Windows Update, arranca y se pone a importar datos de otros navegadores. Al observar dicho comportamiento y sin posibilidad de detenerlo de manera ordinaria, muchos usuarios acudían al administrador de tareas para matar el proceso, dándose cuenta de que al volver a abrir el navegador los datos «importados» seguían presentes. Pero, ¿es cierto o se trata de casos asilados?

Es cierto. Lo reconoce Microsoft y no solo eso: parecen conformes con el proceder de su navegador y sin intenciones de corregirlo.

A saber: cuando instalas un nuevo navegador y lo ejecutas por primera vez, suele ser común que te pida la migración de datos de otros navegadores que tengas instalados. No solo es un proceso común, sino práctico por la comodidad que aporta. Pero tienes que aceptar antes de que la migración de datos comience. Este es el proceder ordinario.

Pues bien, en Microsoft no lo entienden así. Por lo tanto, lo que hace Microsoft Edge es importar de manera automática los datos de otros navegadores y si cuando haya concluido el proceso declinas la importación, entonces los borra. «Creemos que los datos del navegador pertenecen al cliente y tienen derecho a decidir qué debe hacer con ellos. Al igual que otros navegadores, Microsoft Edge ofrece a las personas la oportunidad de importar datos durante la configuración», dicen desde Microsoft.

Y matizan: «Durante la primera experiencia de ejecución, se le presenta al cliente la oportunidad de conservar o descartar los datos importados. Estos datos se descartan si deciden no continuar con la importación. Si un cliente finaliza el nuevo navegador Microsoft Edge prematuramente durante la primera experiencia de ejecución (por ejemplo, usando el Administrador de tareas), es posible que los datos residuales no se eliminen por completo. Recomendamos a los clientes que no cierren el proceso de configuración prematuramente para garantizar un resultado esperado».

Así que ya lo sabes: en el caso de que no quieras usar Microsoft Edge como navegador web principal, deja que termine de robarte los datos, que conforme haya terminado te los devuelve. Increíble, pero cierto.

La entrada Microsoft Edge no importa datos de otros navegadores: los roba… pero te los ‘devuelve’ si se lo pides es original de MuyComputer