La sucesora de Nintendo Switch podría contar con soporte de NVIDIA DLSS 2.0

NVIDIA ha publicado una interesante oferta de empleo que sugiere que la sucesora de Nintendo Switch podría estar equipada con un SoC Tegra de próxima generación, y que este estaría preparado para trabajar con la tecnología DLSS 2.0.

Suena bien, de eso no hay duda, pero vamos a pararnos un momento a ver los puntos clave de esta nueva información. Lo primero que debemos tener en cuenta es que la sucesora de Nintendo Switch todavía no ha sido confirmada oficialmente, pero obviamente esto no quiere decir que no pueda llevar ya un tiempo en desarrollo. Ya sabéis cómo son estas cosas, normalmente cuando una compañía lanza una consola empieza a trabajar en su sucesora, algo completamente normal ya que es un proceso que requiere mucho tiempo, y un gran esfuerzo.

Ahora vamos con la oferta de trabajo de NVIDIA. En ella podemos ver que la compañía busca un ingeniero de software con experiencia para su división Tegra, y se hace referencia claramente a «trabajar en soluciones basadas en inteligencia artificial como DLSS 2.0». No creo en las casualidades, y sin duda unir «Tegra» y «DLSS 2.0» en la misma oferta de trabajo es toda una declaración de intenciones.

¿Qué valor ofrecería DLSS 2.0 en la sucesora de Nintendo Switch?

Pues la verdad es que mucho. Piensa, por un momento, en el potencial que ofrece el SoC Tegra X1 que integra Nintendo Switch. Se trata de un chip de bajo consumo, muy modesto y con una potencia bastante floja para los estándares actuales. Su CPU utiliza la arquitectura ARM, y su GPU es una solución basada en Maxwell con 256 shaders. A efectos comparativos una GeForce GTX 750 tiene 512 shaders y memoria GDDR5 dedicada.

Para poder mover juegos exigentes con un mínimo de fluidez Nintendo Switch tiene que recurrir a  la resolución dinámica, lo que significa que aunque un juego se renderice, por ejemplo, en 720p, puede caer a 540p o incluso a 360p en ciertas escenas para mantener un buen rendimiento. Esto afecta de forma notable a la calidad gráfica, ya que al reducirse los píxeles se produce un efecto borroso nada agradable.

La tecnología DLSS 2.0 pondría fin a ese problema, y de la mejor manera posible. Gracias a ella, la sucesora de Nintendo Switch ya no tendría que tirar de resolución dinámica, sino que podría aplicar un reescalado inteligente que permitiría, por ejemplo, renderizar un juego en 540p y reescalarlo a 1080p manteniendo una calidad de imagen excelente, gracias a la combinación de diferentes imágenes para obtener el fotograma perfecto.

Obvia decir que para esto sería necesario que la nueva APU Tegra de la sucesora de Nintendo Switch cuente con núcleos tensor, ya que son estos los que se ocupan de sacar adelante la carga de trabajo que representa la tecnología DLSS 2.0, basada en inteligencia artificial.

Personalmente creo que este movimiento por parte de Nintendo sería todo un acierto, ya demás podría facilitarle el mantenimiento de una cierta retrocompatibilidad con la Switch original.

La entrada La sucesora de Nintendo Switch podría contar con soporte de NVIDIA DLSS 2.0 es original de MuyComputer