No tengo conexión a Internet: cinco consejos para resolver este problema

Perder la conexión a Internet puede convertirse en un problema muy importante, sobre todo si ocurre en ese momento en el que nos encontramos haciendo algo importante que no podemos terminar si no estamos «online». Por ejemplo, piensa en un estudiante que está terminando un trabajo y que tiene que enviarlo por correo electrónico, o que tiene que matricularse en línea, o que necesita completar un trámite dentro de un plazo concreto.

También podríamos poner otros ejemplos en los que perder la conexión a Internet puede arruinarnos el día: cuando estamos disfrutando de nuestros juegos online favoritos, o de contenidos multimedia en streaming, y también en aquellos casos en los que estamos aprovechando un pequeño descanso para navegar por la red de redes. Sí, la lista de ejemplos sería muy larga.

Si tu conexión a Internet no funciona y no sabes qué hacer no te preocupes, en este artículo vamos a compartir contigo cinco consejos muy sencillos que te ayudarán a descubrir qué ocurre y a darle una solución. Es importante destacar que si el problema reside en tu proveedor de conexión a Internet, o en el proveedor de los servicios que utilizas, no tendrás más remedio que esperar a que este los solucione, tú no podrás hacer nada.

¿Tienes conexión a Internet en otros dispositivos?

Sin duda es lo primero que debemos hacer, comprobar si tenemos conexión a Internet en otros dispositivos, o si solo la hemos perdido uno de ellos. Por ejemplo, si tienes conexión a Internet en tu PC pero no tienes conexión a Internet en tu smartphone deberías revisar los ajustes de tu configuración Wi-Fi, o reiniciar tu terminal.

En caso de que tengas conexión a Internet en el resto de dispositivos tenlo claro, el problema no está en tu conexión a Internet, sino en la configuración, el cableado o en el propio dispositivo desde el que no puedes conectarte a Internet.

Cuando nos encontramos con casos en los que no tenemos conexión a Internet en un PC o en una consola conectados mediante cable es buena idea revisar el cableado. Aunque todo parezca bien conectado algo tan simple como quitar y volver a poner los cables puede solucionar el problema.

Comprueba el estado del servicio y de tu proveedor

Conexión a Internet

Si no tenemos conexión a Internet en ninguno de nuestros dispositivos es probable que el problema esté en nuestro proveedor de Internet. Como hemos indicado al inicio, si esto ocurre, nosotros no podremos solucionar nada, así que no vale la pena perder el tiempo.

Lo mejor que podemos hacer, llegados a este punto, es contactar con nuestro proveedor para asegurarnos de que el servicio está bien o de que, por el contrario, están sufriendo algún tipo de caída del servicio.

En caso de que nos confirmen una interrupción del servicio deberían darnos una fecha estimada de solución, y a nosotros solo nos quedaría esperar.

Análisis en busca de malware

Supongamos que el proveedor nos ha dicho que todo va bien, pero seguimos sin tener Internet. Bien, tenemos muchas opciones, pero deberíamos empezar con un análisis antivirus, ya que es una de las posibles soluciones más sencillas y más rápidas que tenemos a nuestro alcance.

Si utilizas Windows 10 puedes utilizar Windows Defender, ya que es bastante fiable y efectivo. Muchos tipos de malware pueden consumir ancho de banda o incluso bloquear la navegación web, así que no subestimes el valor de un buen análisis antivirus a la hora de solucionar un problema de conexión a Internet.

Recuerda que, en algunos casos, el problema puede venir dado por el propio antivirus. Si al terminar el análisis no se encuentra ninguna amenaza puedes probar, en un instante, a desactivar el antivirus y comprobar si tu conexión funciona correctamente. En caso de que así sea deberías ajustar la configuración del antivirus, y si con eso no arreglas el problema no tendrás más opción que eliminarlo.

Reinicia todos los dispositivos, router incluido

Es un clásico, pero funciona de maravilla. Un simple reinicio puede convertirse en una solución de multitud de problemas, gracias al efecto de «reseteo» de la configuración y de los valores más importantes que se produce durante el proceso.

Para reiniciar el router debemos apagarlo y desconectarlo de la red eléctrica durante un minuto. Luego volvemos a conectar y listo. Si hemos reiniciado el router es recomendable reiniciar también los diferentes dispositivos que estuviesen afectados por esa pérdida de conexión.

Si no hacemos esos reinicios y nos limitamos al router puede que no tenga ningún efecto. No os lo digo sin motivo, me ha pasado en más de una ocasión.

Configuración, actualizaciones y búsqueda de problemas

Conexión a Internet

Si nada de lo anterior nos ha funcionado y seguimos sin conexión a Internet no tenemos más remedio que ponernos a «trastear». Lo primero que deberías mirar es la configuración que tenemos y asegurarnos de que todo encaja: estándares, compatibilidades y demás. Por ejemplo, puede que hayas intentado conectar un smartphone sin Wi-Fi 5 a una conexión Wi-Fi 5, así que es normal que no tengas Internet.

Otra opción interesante, y más útil de lo que parece, es recurrir al solucionador de problemas de Windows 10, que busca errores, modificaciones y fallos que puedan estar afectando a tu conexión a Internet, y los resuelve automáticamente.

Por último también deberías buscar actualizaciones de software y de firmware. Si nada de esto te funciona puedes probar a hacer un formateo y a restaurar tus dispositivos a sus valores de fábrica, pero recuerda que esto es siempre «la última opción».

Contenido ofrecido por AVM FRITZ!

La entrada No tengo conexión a Internet: cinco consejos para resolver este problema es original de MuyComputer