Netflix añade la opción de alterar la velocidad de reproducción de vídeo

Al estilo de YouTube, Netflix ha implementado la opción de acelerar o retardar la velocidad de reproducción de vídeo, accediendo así a la demanda de una «característica ha sido muy solicitada por los miembros durante años», asegura Keela Robison, vicepresidenta de innovación de productos de Netflix.

En esencia, Netflix permitirá alterar la velocidad de reproducción de todos sus vídeos con un margen del 0,5 al 1,5, esto es, acelerar o retardar la velocidad de reproducción en un 50%, algo menos de lo que se puede hacer en YouTube y con otras limitaciones para no pervertir en exceso la actividad.

Por ejemplo, habrá que elegir una velocidad de reproducción diferente a la normal para cada vídeo, ya que no se mantendrá como opción por defecto y cuando el visionado de una película o capítulo haya terminado, la velocidad de reproducción normal volverá a ser la predeterminada.

Esta función comenzará a extenderse a partir de hoy en la aplicación de Netflix para Android y más tarde llegará a iOS. Para la aplicación de Netflix para TV, sin embargo, no hay fecha prevista de implementación, ni siquiera planes que apunten a ello, lo cual desentona un poco con las justificaciones que está esgrimiendo la compañía.

En efecto, en Netflix aseguran que poder cambiar -por lo general, acelerar- la velocidad de reproducción es una característica largo tiempo demandada por sus usuarios, pero desde que se supo que estaban planteándose llevarlo adelante, muchos nombre de la industria cinematográfica se opusieron a ello, alegando que es una manera de desvirtuar la obra.

En Netflix respondieron más o menos con aquello de que «el cliente siempre tiene la razón» y han aprovechado la vez para parapetarse tras las reacciones que han expresado desde las asociaciones nacionales -estadounidenses- de ciegos y sordos, donde lo valoran positivamente el cambio, pese a que no se trata de ninguna mejora que haya sido impulsada en favor de la accesibilidad.

«Lo más importante de todo es que nuestras pruebas muestran que los consumidores valoran la flexibilidad que proporciona, ya sea al volver a mirar su escena favorita o ralentizar las cosas porque están viendo subtítulos o tienen dificultades auditivas«, señala Robison en declaraciones a The Verge.

«También hemos tenido en cuenta las preocupaciones de algunos creadores. Es por eso que hemos limitado el rango de velocidades de reproducción y exigimos a los miembros que varíen la velocidad cada vez que ven algo nuevo, en lugar de corregir su configuración en función de la última velocidad que usaron«, explica Robison.

La entrada Netflix añade la opción de alterar la velocidad de reproducción de vídeo es original de MuyComputer