NZXT rescata la eterna polémica: ¿PC por piezas o equipo preconfigurado?

¿Debería montar un PC por piezas o comprar un equipo preconfigurado? Es una pregunta complicada. Si nos limitamos al valor precio-prestaciones está claro que un usuario con unos conocimientos mínimos puede montar, sin problemas, un buen PC por piezas, y con un coste inferior al que tendrían la mayoría de los PCs preconfigurados equivalentes.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que no todo el mundo tiene esos conocimientos, y que para encontrar los mejores precios debemos saber dónde buscar, cuándo es mejor comprar (y cuándo no). Otro detalle importante es que si montamos un PC por piezas en varias tiendas diferentes y hacemos el montaje por nosotros mismos nos exponemos a posibles errores en la configuración, y renunciamos a la garantía que ofrecen las tiendas sobre equipos completos (montados). Solo tendríamos garantía individualizada sobre cada componente.

Qué puedo decir, a día de hoy montar un PC por piezas no es complicado, pero montar un buen PC por piezas, equilibrado, sin cuellos de botella que lastren la experiencia de uso, con un buen margen de ampliación y un precio contenido es algo que no está al alcance de cualquiera. Debemos tener en cuenta, además, que el tiempo necesario para buscar, elegir componentes y montar y configurar un ordenador también representa un coste evidente, ya sabéis que el tiempo es dinero.

Si ponemos todo eso en perspectiva, está claro que los equipos preconfigurados pueden ser una buena opción para aquellos usuarios que no quieren tener que abordar las complicaciones y los riesgos que implica montar un PC por piezas, pero tendrán que lidiar con otro problema importante: el alto precio de venta de algunos de esos equipos.

NZXT y el valor de un PC por piezas

La firma NZXT ha reavivado recientemente esta «eterna polémica», y lo ha hecho a lo grande, ya que ha presentado un equipo definido como «Starter» que dice ser bueno para mover juegos en 1080p. Vamos a ver sus especificaciones y su precio:

  • Placa base MSI B365M MORTAR.
  • Procesador Intel Core i3 9100F, con cuatro núcleos y cuatro hilos.
  • 8 GB de RAM DDR4 a 3.000 MHz.
  • Ventilador DeepCool.
  • Tarjeta gráfica MSI GeForce GTX 1650 D6 Ventus XZ OC.
  • SSD Intel 660p M.2 de 512 GB.
  • Fuente de alimentación EVGA 450W Bronze.
  • Chasis NZXT H510 con cristal templado.

PC por piezas

El precio de venta de este equipo es de 700 dólares, una cifra que, al cambio en euros y tras aplicar un 21% de IVA, se convertiría en unos 719 euros. Sí, es un precio muy alto para una configuración tan básica, de hecho no he tenido ningún problema para reproducirla (y con memorias a 3.200 MHz) en PCComponentes. El coste total, sin pararme a buscar ofertas ni a comparar precios en otros minoristas, es de 584,68 euros. Si añadimos el montaje debemos sumar 44,94 euros.

Hay una diferencia aproximada de 100 euros, pero buscando un poco y cambiando algunas cosas para apurar el presupuesto podemos montar un PC por piezas con un valor mucho mayor. Por ejemplo, no necesitamos un chasis de 90 euros ni un SSD de 87 euros, podríamos montar un chasis económico pero totalmente funcional por 30 euros y un SSD Crucial P1 500GB CT500P1SSD8, que alcanza los 2.000 MB/s y tiene un precio de 61,70 euros.

Nos habríamos ahorrado 85 euros, suficiente para saltar de esa mediocre GTX 1650 a una GTX 1660 Super (199,95 euros), y todavía nos sobrarían casi 40 euros, que podríamos utilizar para añadir un segundo módulo de memoria RAM.

Con esos cambios no habríamos aumentado el presupuesto, es decir, estaríamos en 580 euros, pero tendríamos un PC configurado con una GTX 1660 Super, un SSD más rápido y 16 GB de RAM. Podríamos utilizar los 140 euros que nos quedan para llegar hasta los 719 euros para montar un Core i5 10400F, que suma seis núcleos y doce hilos y tiene un precio de 167 euros.

Recapitulando, por unos 700 euros podríamos montar, sin problemas, la siguiente configuración:

  • Placa base MSI B365M MORTAR. Podríamos haber recortado en este componente, pero no era necesario.
  • Procesador Intel Core i5 10400F con seis núcleos y doce hilos.
  • 16 GB de RAM DDR4 a 3.200 MHz.
  • Ventilador Cooler Master Hyper TX3 EVO.
  • Tarjeta gráfica KFA2 GTX 1660 Super con 6 GB de GDDR6.
  • SSD Crucial de 500 GB M.2 PCIE.
  • Fuente de alimentación EVGA 450W Bronze.
  • Chasis económico (30-35 euros).

Hay un mundo de diferencia entre ambas configuraciones, tanto en términos de rendimiento bruto como de vida útil, y el precio de la segunda es, sin embargo, inferior al de la primera.

Creo que esta sencilla comparativa nos permite entender por qué montar un PC por piezas sigue siendo, sin ninguna duda, la mejor opción a día de hoy, siempre que tengamos los conocimientos necesarios para ello.

La entrada NZXT rescata la eterna polémica: ¿PC por piezas o equipo preconfigurado? es original de MuyComputer