Los videojuegos se hacen mayores y desbordan las pantallas

Llevan varios años siendo algo más que unos píxeles que entretienen. Los videojuegos han trascendido las pantallas, los mandos, las consolas y los ordenadores. Su impacto transversal ha propiciado nuevas oportunidades laborales, como los streamers, que se ganan la vida en la plataforma Twitch emitiendo contenido en directo. Ha generado industrias paralelas, ahí están los deportes electrónicos. Se ha colado en sectores a priori muy alejados, desde los departamentos de recursos humanos hasta hospitales. Y lo más significativo, ha calado en la gran mayoría de capas sociales.

Seguir leyendo.